Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Associació de Suport a les Organitzacions Populars Xilenes (ASOPXI)

Carta Abierta al Presidente de Chile Ricardo Lagos

(Que se entregará en su visita a Barcelona- España el 6 de junio 2001, en el Ayuntamiento de Barcelona a las 18,00 hrs.)


Señor
Presidente de la República
Don Ricardo Lagos Escobar

Presente.

 

Los miembros y participantes de actividades de l' Associació de Suport a les Organitzacions Populars Xilenes ( Asociación de Apoyo a las Organizaciones Populares Chilenas ) ASOPXI , entidad que agrupa a una cantidad significativa de Chilenos residentes en Cataluña aprovechando su visita a la Ciudad Condal, venimos, con todo respeto a su investidura, a mencionar a Usted varias inquietudes y preocupaciones muy sentidas por la inmensa mayoría de sus compatriotas.
 

I.- Se encuentra fehacientemente establecido que durante los años de la dictadura militar que asoló a nuestro país, se cometieron graves crímenes y violaciones sistemáticas a los DDHH de nuestro pueblo. Así quedó oficialmente acreditado por la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, y que dio cuenta el llamado Informe Rettig y así también se establece en infinidad de causas penales que se encuentran en manos de los tribunales de justicia.

Todos los sectores de nuestro país anhelan que arribe pronto el momento en que se resuelvan las causas pendientes de manera que nuestro pueblo goce nuevamente de una normalidad institucional. Observamos con creciente preocupación que, a pesar de que han pasado muchos años, sectores minoritarios de nuestra sociedad, fundamentalmente grupos de extrema derecha que usufructuaron del poder a la sombra de la dictadura y altos mandos de las FFAA comprometidos en acciones terroristas y crímenes de lesa humanidad actitud compartida por ministros de su gobierno y de gobiernos anteriores de su coalición, han hecho y continúan haciendo todo lo posible para que los tribunales de justicia no cumplan con su cometido esencial, negando el derecho que asiste a las víctimas y promoviendo el olvido y, lo que es más grave, la impunidad para los criminales. Las promesas en este sentido pregonadas por los últimos tres presidentes de Chile en sus campañas para acceder a La Moneda no se han cumplido. Continúan, como bien sabe usted, pendientes de solución definitiva centenares de casos de violaciones a los DDHH, torturas sistemáticas y generalizadas contra la población civil indefensa y, lo que es más difícil de aceptar, centenares de compatriotas continúan desaparecidos. Peor aún: A usted mismo le consta que muchas de las informaciones entregada por los mandos militares hace pocos meses, carecen de fundamentos, son equívocas y han sido utilizadas como una operación de inteligencia para confundir a la opinión pública, afectando gravemente la dignidad de los familiares de las víctimas y del propio país.

En lo que respecta a este tema crucial para Chile, reiteramos a usted que continuaremos denunciando estos vergonzosos hechos y luchando para que el mundo conozca toda la verdad y no descansaremos hasta que se haga justicia. Las maniobras políticas por imponer la impunidad y el olvido e impedir que se haga justicia se estrellarán invariablemente con nuestra lucha y la de miles y miles de chilenos que aún vivimos en el exilio. Los responsables de tales aberraciones deben ser castigados y firmemente creemos que usted debe colocarse inequívocamente al lado de las víctimas.

II.- Nos indigna el tratamiento discriminatorio e injusto que se propina al pueblo mapuche. En su gobierno continúa la secular campaña por arrebatar las pocas extensiones de tierra de que aún disponen, son acorralados contra la inhóspita Cordillera de Los Andes por voraces empresas chilenas y extranjeras, invadidos sus bosques, aplastada y silenciada su lengua, tradiciones y cultura y empujados paulatinamente a condiciones de vida paupérrimas. Cuando con justicia protestan, el gobierno no vacila en utilizar la violencia de la policía militarizada contra hombres ancianos, mujeres y niños indefensos en actos de similar violencia a la utilizada por la dictadura. Esta política, ciega y agresiva contra la principal etnia autóctona del territorio debe cesar. Su gobierno debería acoger de una vez por todas las justas demandas de los pueblos originarios y resolver sus problemas por medios pacíficos.

 

III.- Con asombro observamos la pasividad de su gobierno con relación a la desesperada situación que afecta a seis compatriotas encarcelados en Perú. Cada uno de ellos fue salvajemente torturado y enjuiciados en medio de farsas judiciales sin ninguna garantía por un gobierno ilegal y corrupto cuyos principales dirigentes se han dado a la fuga para eludir la acción de la justicia. Estas personas: Lautaro Mellado Saavedra, Jaime Castillo Petruzzi, María Pincheira Sáez, Marcela González, Alejandro Astorga y Alejandro Valdivia se encuentran en estado grave desde hace más de un mes cuando iniciaron la huelga de hambre. Estos compatriotas deben retornar a Chile y su gobierno es el único que puede hacer las gestiones de rigor para su retorno a la patria.

Creemos que en éste caso hay una responsabilidad que implica la vida de nuestros compatriotas.

IV.- Solicitamos, además, que su gobierno cumpla a cabalidad con todas y cada una de las promesas que han hecho al pueblo de Chile los gobernantes de la coalición Concertación de Partidos Por la Democracia y que aún no se cumplen. A saber:

El pueblo chileno, creemos, tiene aún grandes esperanzas sobre su gestión. Entendemos que es un camino difícil, pero también sabemos que de no lograr su gobierno dar un salto cualitativo y profundo en el desarrollo de la democracia en nuestro país, nada bueno se avecina sobre Chile.
 

 

Associació de Suport a les Organitzacions Populars Xilenes (ASOPXI).
 

Barcelona, 6 de Junio de 2001