Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Carta Abierta

INFOE - Instituto para la Ecología y la Antropología de Acción

 7 de agosto de 2001

Honorable Sr. Ricardo Lagos Escobar,
Presidente de la República de Chile,
 

 Nos dirigimos a Usted para expresar nuestra preocupación con respecto a los recientes acontecimientos producidos en la ciudad de Temuco que han afectado a representantes del Pueblo Mapuche.

 Su gobierno anunció la construcción de una nueva relación con la población indígena de Chile y esperábamos que se abrieran las posibilidades para un verdadero diálogo entre su gobierno y las comunidades indígenas, en particular con respecto a la restitución de tierras. Estamos profundamente preocupados por la escalada represiva contra organizaciones y comunidades mapuches y las violaciones de los derechos humanos de los Pueblos Indígenas.

 Sabemos que las comunidades mapuches se han organizado para poder recuperar sus tierras, condición esencial para la preservación de su cultura y sus conocimientos tradicionales. Como respuesta, el Estado Chileno aumentó la intimidación y la represión en contra de los líderes de las comunidades ordenando a las fuerzas policiales, carabineros y otros organismos de seguridad. En este contexto consideramos asimismo, que la Reforma Procesal Penal no recoge adecuadamente los principios del Derecho Internacional Público, que ha adoptado un conjunto de directrices que atienden a realidades culturales. Consideramos que la Reforma Procesal Penal afecta al principio y a los derechos de los Pueblos Indígenas a ser reconocidos de manera diferente, a autoidentificarse como Pueblos Indígenas y a ser respetados como tales. En este sentido, nos parece preocupante que los criterios que guían la Reforma Procesal Penal no incluyan ningún mecanismo que permita reconocer la diversidad cultural indígena dentro del Estado Chileno.

 Los Pueblos Indígenas tenían la esperanza de que la Reforma Procesal Penal sería una oportunidad para iniciar el proceso de interculturalidad en la IX Región, un asunto de alta prioridad y justicia, dado que históricamente el Estado y sus instituciones han ignorado la cultura e idioma de los Pueblos Indígenas. Por lo tanto, el Pueblo Mapuche se opone a este orden normativo que no reconoce la diversidad cultural del país y penaliza las prácticas que constituyen esta diversidad.

 En este respecto cabe subrayar que el sistema jurídico internacional ha comenzado un proceso orientado a reconocer derechos e incluir componentes de la cultura de los Pueblos Indígenas del mundo. Entre sus avances, se encuentran el Proyecto de Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de las Naciones Unidas y el Proyecto de Declaración Americana de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la Organización de Estados Americanos. Ambos instrumentos contienen un conjunto de principios que el derecho internacional incluye como medidas apropiadas para prevenir conflictos y establecer una mejor relación con los Pueblos Indígenas en el marco del Derecho .

 Queremos igualmente señalar que la situación actual refleja una negligencia del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, que, a pesar de no estar ratificado por el Estado de Chile, constituye un instrumento internacional ineludible al momento de tomar decisiones en materia judicial que afectan a los Pueblos Indígenas. Vale destacar que el Convenio ha sido ratificado por la mayoría de los países latinoamericanos incluyendo  Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Paraguay y Perú. La OIT ha subrayado que el Convenio debe ser entendido y utilizado como orientación en la formulación de políticas nacionales que afectan a los Pueblos Indígenas. El Convenio contiene explícito reconocimiento e indicaciones en materia jurisdiccional sobre Pueblos Indígenas en su Artículo 8.

 El Gobierno de Chile no ha hecho los esfuerzos suficientes para ratificar el Convenio 169 de la OIT. Pese a esto, las organizaciones indígenas han desarrollados múltiples iniciativas pero la falta de voluntad de parte del gobierno, impide la protección y el reconocimiento de los derechos de los Pueblos Indígenas. Es necesario que el Gobierno de Chile se una a la  comunidad internacional y adopte dicho Convenio.

 Además, Chile sigue siendo el único país de América del Sur que no ha reconocido a los Pueblos Indígenas en su constitución política y no ha establecido un verdadero mecanismo efectivo para la plena participación de los Pueblos Indígenas en la toma de decisiones.

 Le solicitamos señor Presidente el cumplimiento con sus promesas. Usted ha mostrado su voluntad de cambiar la relación con los Pueblos Indígenas con la creación de la Comisión de Verdad Histórica y Nuevo Trato, y ha prometido que durante su mandato se traspasarán 150 mil hectáreas a las comunidades mapuches. Esperamos que las instituciones gubernamentales avancen en la construcción de una nueva relación y un verdadero diálogo con el Pueblo Mapuche.

 Esperamos su respuesta a nuestra carta.

 Atentamente,
 

 Sabine Schielmann
 (INFOE - Instituto para la Ecología y la Antropología de Acción)
 Fax: + 56 2 690 43 29
 Regionalbüro Köln
 Melchiorstr. 3
 50670 Köln
 Alemania
 Tel/Fax: + 49 221 739 28 71
 

 CC:
 Sr. Alvaro Garcia
 Ministro Secretario General de la República de Chile
 Fax: + 56 2 690 43 29

 Sr. Guillermo Piedrabuena
 Fiscal Nacional