Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche


Cronica Local
Lunes 7 de febrero de 2000
Colonos del río Queuco
Inquietud en el Alto Biobío ante posibilidad de nuevas ocupaciones
  • Familias no indígenas, que han vivido por años sin títulos de propiedad, temen que un catastro que está en ejecución no les reconozca derechos a continuar habitando el lugar.
  • Las familias de colonos (no indígenas) que habitan en el fundo Queuco, junto al río del mismo nombre, en Alto Biobío, advirtieron que defenderán hasta las últimas consecuencias las tierras que han ocupado por más de un centenar de años, ante el temor que los pehuenches de las comunidades vecinas comiencen a ocupar esas tierras.

    Dicha preocupación la manifestaron por intermedio de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Santa Bárbara, entidad que expresó su preocupación por los alcances que tendrá el catastro de tierras que se está ejecutando en la zona. Este trabajo está ejecutando Cirén Corfo, el Centro Eula de la Universidad de Concepción y el Instituto Geográfico Militar (IGM) con el fin de generar información técnica detallada acerca de la propiedad actual del Alto Biobío, a fin de superar los antiguos litigios por la pertenencia de la tierra que sostienen particulares con indígenas.

    Los colonos del sector Queuco, ubicado a unos 25 kilómetros al oriente de la localidad de Ralco, en Alto Biobío, son descendientes de los primeros habitantes del fundo Queuco que llegaron hace unos 100 años a la zona. Estas personas, que llegaron a cumplir labores agrícolas, quedaron en la incertidumbre porque el propietario original (un ciudadano argentino) y sus posibles herederos no son vistos desde la década del '30.

    Temor

    Por esa razón, los vecinos no han podido solicitar la propiedad del predio y temen que en cualquier momento sean desalojados por los herederos del dueño original. A ello se añade el interés de los pehuenches de las comunidades vecinas que habrían comenzado a ocupar las tierras en los últimos años.

    Según la declaración de la unión comunal, que agrupa a 44 organizaciones territoriales, el catastro "no es una garantía de que nuestros derechos de haber habitado una superficie por años, sean respetados. Más aún, hay clara señal de algunos pehuenches de intervenir nuestro espacio, con la finalidad de aparecer dominando una tierra que nunca han habitado".

    En este marco, "las familias no indígenas nos sentimos con el pleno derecho de seguir viviendo donde hasta ahora lo hemos hecho. También manifestamos nuestra inquietud antes acciones que estimamos nos perjudican y declaramos nuestra decisión de defender las tierras que por siempre hemos ocupado, hasta las últimas consecuencias".

    Además requirieron que "se actúe con justicia y equidad en la ejecución del programado catastro y que no se quite ni se agregue a nadie, superficie de tierras de los actuales habitantes del Alto Biobío".


    ©1999 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.