Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche

Cronica Local
jueves 17 de febrero de 2000

 Se ubican a 1.800 metros sobre el nivel del mar
"Las veranadas son parte de nuestra subsistencia y cultura pehuenche" El werkén del Consejo de Todas las Tierras, José Nain Pérez, afirmó que la comunidad de Trapa Trapa no cejará en la recuperación de las veranadas en Alto Antuco, pero insistió en que no intervino en los violentos hechos del sábado 12, donde cinco arrieros resultaran lesionados, uno de ellos grave.

"Me hago responsable de las acciones de movilización emprendida por los pehuenches en pos de la recuperación de las tierras ancestrales, pero no de hechos delictuales que involucren al Consejo, a la comunidad y a mí, dijo.

La comunidad de Trapa Trapa reclama derechos en las veranadas de Curamallín, Vega Larga, Las Vallas y Quebrada Honda, entre otras en el sector de Alto Antuco. Estos lotes conforman 17 mil hectáreas que, a su vez, el agricultor de Huépil, Ricardo Pérez Serani, acredita como su propietario. Las veranadas, a 1.800 metros sobre el nivel del mar, permiten, en este período, alimentación de vacunos, ovinos y caprinos.

Nain agregó que, como en anteriores conflictos en la región de La Araucanía, pudo tratarse de un "auto atendado para justificar una represión". Explicó que, por las condiciones climáticas adversas las familias interrumpieron labores de pastoreo el jueves, pues el día anterior, les destruyeron también las "ranchas", donde se cobijan.

El lonco de Trapa Trapa, José Belisario Tranamil Manquepi y Félix Tranamil Larenas, desestimaron las acusaciones. "Se nos acusa para que no reclamemos los que nos pertenece", dijeron y que, recién el martes 15, se enteraron de los hechos. El lonco Tranamil explicó que la comunidad, distante "a media hora de a caballo" con Copahue, Argentina, la integran 120 familias que subsisten de la ganadería y agricultura, en menor escala. Agotados los pastos de las invernadas, donde también viven, deben acceder a las veranadas para alimentar sus animales. "Las veranadas son parte de nuestra cultura", dijo el lonco.

Querellas

El abogado Alberto Arévalo Romero dijo no estar seguro acerca de los autores de las lesiones, secuestro o robo de las que habría sido objeto el arriero Juan Alberto Rivas Rojo, herido de mediana gravedad en Alto Antuco. Por ello, las tres querellas interpuestas en el Segundo Juzgado del Crimen de Los Angeles (una formalizada y dos en curso) están dirigidas en contra de quienes resulten responsables.

"Se hace mención al dirigente José Nain, pero no estamos seguros quien lesionó, secuestró o robó", dijo. En el tribunal de Los Angeles, Arévalo formalizará hoy una querella criminal por robo de animales (3.500 cabezas) de propiedad de Raúl Pérez Serani. La acción judicial está dirigida en contra de quienes resulten responsables.

El abogado explicó que el arriero Rivas Rojo "estuvo cinco horas atado y pudo soltarse gracias a la ayuda de un niño. Cuando regresó al lugar, le habían robado sus cosas". Interpondrá una tercera querella en favor del arriero Claudio Rivera Burgos, quien está hospitalizado.


©1999 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.