Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche


Cronica Local

viernes 25 de febrero de 2000

Efecto de paralización de Ralco
Protestas en Alto Biobío y diálogo en la capital

Primero fueron los trabajadores del Consorcio Constructor Araucaria y ayer los trabajadores de Besalco, empresas subcontratistas de Endesa, los que prosiguieron con las manifestaciones en protesta por la decisión de la generadora de paralizar las obras de la Central Hidroeléctrica Ralco.

En este marco, los 120 trabajadores del primer turno, que se inició a las 8 de la mañana de ayer, procedieron a tomarse las oficinas y dependencias del campamento que corresponde a esta empresa, que tiene a su cargo las obras de construcción de la represa. En el lugar, los operarios, que cuentan con el apoyo de todos los funcionarios de Besalco, montaron barricadas. Plantearon el grave problema social que se generará tras el cierre de faenas por parte de Ralco, pues serían más de 1.500 los trabajadores que quedarían cesantes a partir del 1 de marzo, fecha en que se hará efectivo el anuncio formulado por Endesa.

La manifestación duró hasta las 16 horas, ante la presencia de los alcaldes de Santa Bárbara, René Correa y de Antuco, Claudio Solar, quienes hacían urgentes gestiones a través de parlamentarios, a fin de obtener una audiencia de los dirigentes y caciques de Alto Biobío con el Presidente Eduardo Frei o algún personero del nivel central. En la tarde se informó que una delegación, integrada por dos representantes por cada una de las tres empresas subcontratistas, un "huinca" y un pehuenche por cada una, viajarían anoche por bus a la capital para sostener entrevistas con el gerente de Endesa, el contralor y el ministro de Economía.

Los voceros de los trabajadores dijeron que la medida de Endesa "crea un gran impacto social, porque siete mil personas quedan sin comida". De no ser escuchados, su protesta se trasladará a Valparaíso el 11 de marzo, cuando asuma el presidente electo Ricardo Lagos.

El mayor Felipe Walker, comisario de la Cuarta Comisaría de Los Angeles, dijo que la manifestación se realizó en forma pacífica en el camino privado ubicado al interior de las faenas denominadas CR.24. Por otra parte, voceros de los trabajadores confirmaron que desde el lunes comenzaron a firmarse los finiquitos de muchos funcionarios.

En la construcción de la central hidroeléctrica participan 1.200 operarios llegados desde la Cuarta a la Undécima Región. Varios de ellos estuvieron en las obras de la central Pangue. Endesa decidió paralizar las obras al no contar con las concesiones definitivas, tanto para ejecutar la central como la línea de transmisión.

El estancamiento de los trabajos -que hasta la fecha representan una inversión de US$154 millones del total de US$568 millones- no tiene un carácter indefinido e irreversible. De acuerdo al diseño original, la central Ralco, a construirse en el Alto Biobío, aportaría un 18% de la energía del Sistema Interconectado Central (SIC).


©1999 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.