Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche
El Mercurio Electrónico
Santiago de Chile, Lunes 14 de Febrero de 2000
REGION DEL BIOBIO:
 
Se Mantiene la Amenaza de Tomas de Terrenos en Antuco
 

Propietarios de predios denuncian que no más de una veintena de pehuenches mantiene clima artificial de violencia, instigados por el Consejo de Todas las Tierras.

Tres personas resultaron heridas en incidentes protagonizados por ocupantes de campos aptos para veranadas.
 

CONCEPCION (Patricio Gómez).- Agricultores de la comuna de Antuco, provincia de Biobío, denunciaron que no más de una veintena de pehuenches vinculados a la organización Consejo de Todas las Tierras es la que genera el clima de violencia y hostigamiento en esa zona, con el objeto de impedir el acceso del ganado a los terrenos de veranadas del sector cordillerano de Los Barros.

El grupo de indígenas atacó y agredió a cerca de una decena de empleados del agricultor Raúl Pérez Serani cuando éstos efectuaban labores al interior de los sectores de veranadas de predios de su propiedad. En el incidente resultaron heridos dos de los trabajadores, con contusiones de carácter grave y leve. Los afectados fueron identificados como Claudio Rivera Burgos y Manuel Fuentes Valderrama.

En el momento de ocurrir los hechos los trabajadores no contaban con la protección policial dispuesta al efecto por el Juzgado de Santa Bárbara para un total de 13 personas específicamente identificadas, por cuanto estas últimas habían bajado por el fin de semana desde los terrenos de veranadas, siendo reemplazadas por otros empleados no sujetos a este tipo de protección.

Carabineros indicó que mantiene patrullajes preventivos en la zona con el fin de mantener el orden público e impedir la ocurrencia de nuevas acciones de violencia por parte de pehuenches hacia los empleados y propietarios de los predios amenazados.

La familia indígena Tranamil, proveniente del sector de Trapa Trapa, reclama la propiedad de los terrenos de veranadas pertenecientes al agricultor Raúl Pérez Serani, aduciendo derechos ancestrales, pero sin que exista ninguna presentación legal o ante la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, Conadi, en tal sentido.

Las contínuas ocupaciones de porciones de predios de su propiedad, que en conjunto superan las 18 mil hectáreas, motivaron a Pérez Serani a presentar una demanda por usurpación de propiedad ante el Juzgado del Crimen de Santa Bárbara. A ella se agrega una nueva denuncia por la sustracción de 3.500 cabezas de ganado ovino y caprino.

En el marco de la referida acción legal el tribunal ordenó el pasado 8 de enero el desalojo del grupo de pehuenches, el que culminó en esa fecha con la detención de 12 indígenas que resistieron la acción de Carabineros, los que son procesados por la Fiscalía Militar de Ñuble después que seis funcionarios policiales resultaran heridos.

Subsisten Amenazas

La familia Tranamil, con el apoyo del vocero del Consejo de Todas las Tierras, José Naín, mantiene amenazas de ocupación de las veranadas de ocho predios de pequeños y medianos agricultores de Antuco. Sus propietarios, entre ellos Basilio Fuentes y Raúl Ortiz, insistieron en que el clima de violencia, amenazas y hostigamientos es promovido sólo por un pequeño grupo de pehuenches, incentivados por la nombrada organización indígena, por cuanto sus terrenos nunca antes han sido objeto de reclamación indígena alguna.

La veintena de pehuenches permanece en los sectores cordilleranos aledaños de difícil acceso, donde buscan refugio tras protagonizar las acciones de fuerza, impidiendo incluso la libre circulación por algunos caminos públicos.

Los agricultores afectados han interpuesto denuncias ante tribunales de Los Angeles y reclaman una actitud más decidida por parte de las autoridades de Gobierno, a fin de que se respete tanto su integridad física como la propiedad privada y el Estado Derecho.

En tanto, el titular de la Cuarta Comisaría de Carabineros, mayor Felipe Walker, unidad bajo cuya dependencia se encuentra la Tenencia de Antuco, confirmó que quienes pretenden crear un clima artificial de conflicto étnico en esa comuna no pasan de ser una veintena de pehuenches liderados por José Naín Pérez, uno de los voceros del Consejo de Todas las Tierras.

Por su parte, la Sociedad Agrícola del Biobío, Socabío, que agrupa a los agricultores de esa provincia, calificó la situación como grave, por cuanto vulnera el Estado de Derecho y la propiedad privada de particulares que no tienen ningún conflicto legal respecto de sus tierras.

Asimismo, han solicitado la intervención del Gobierno ante la situación de conflicto creado artificialmente por una minoría indígena, instigada por elementos ajenos al pueblo pehuenche.

Quema de Puente

En tanto, completamente destruido por las llamas resultó un puente rural en la comuna de Collipulli, producto de un supuesto atentado atribuido a comuneros mapuches de esa localidad de la provincia de Malleco, Región de La Araucanía.

Según informe de Carabineros, cerca de la 1.00 horas de la madrugada de ayer un guardia de la empresa Mininco, identificado como Waldo Pérez Pérez, constató que en el Sector 10, distante 14 kilómetros de esta ciudad, ardía el citado viaducto.

Tras verificarse la denuncia, se dispuso el envío al lugar de voluntarios de Bomberos de Collipulli. En las bases del viaducto habían sido puestos neumáticos y ramas para su combustión.

Aledaño a ese sector se ubica la comunidad mapuche Catrío Ñancul, vinculada a la Coordinadora Mapuche Arauco-Malleco, que reclama en esa comuna la propiedad de terrenos de la empresa forestal Mininco.
 


Términos y condiciones de la información