Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche
El Mercurio Electrónico
Santiago de Chile, Miércoles 23 de Febrero de 2000
TRES HERIDOS EN ERCILLA:
 
Violencia Indígena Causa Quiebre entre Mapuches
 

Guardias y ex funcionarios de empresas seguridad contratadas por las forestales culparon a sus ejecutivos de organizar los atentados y luego responsabilizar a los nativos.
 

TEMUCO (María Angélica Venegas).- Tres comuneros mapuches de la comunidad Temucuicui, de Ercilla, fueron golpeados por miembros de su misma etnia por negarse a tomar parte de las acciones de violencia que propician exaltados mapuches contra las empresas forestales, que, a su juicio, ocupan tierras ancestrales.

En tanto, no menos de cuatro guardias y ex funcionarios de empresas de seguridad Osepar, contratadas por las forestales de la Octava y Novena Región, entregaron sus testimonios a la radio Biobío de Temuco, denunciando que eran obligados a provocar incendios y hacer destrozos. Esas acciones eran posteriormente denunciadas a carabineros y los ejecutivos de las forestales para las cuales estaban contratados como protagonizadas por mapuches.

Agresión

El incidente entre los mapuches se registró en las inmediaciones del fundo Alaska de propiedad de Forestal Mininco, en momentos en que el lonko de la comunidad, Feliciano Cayul Marillán; su hijo Pedro Cayul y Patricio Namuncura Namuncura, trabajadores de esa forestal, fueron interceptados por una veintena de exaltados quienes les recriminaron su decisión de marginarse en la "lucha" por la recuperación de ese predio forestado con eucaliptus y pinos.

Luego de agredir a los trabajadores, los desconocidos robaron a Feliciano Cayul un revólver calibre 38 que portaba en un mochila, así como dos motosierras de su propiedad.

En la tarde de ayer, dos de los indígenas que tomaron parte del ataque fueron aprehendidos por la Policía de Investigaciones de Angol, luego que se presentaran ante esa unidad para denunciar que el lonko Feliciano Cayul los había intentado agredir. Hicieron entrega del revólver y la motosierra que supuestamente habían sustraído en la pelea.

De acuerdo a la versión entregada por el Consejo de Todas Las Tierras, José Naín Curamil y Carlos Quidel Quepul, estaban requeridos por el ministro Julio César Grandón, quien investiga el atentado incendiario contra maquinaria de forestal Mininco, en esa comuna.

En la misma comunidad Temucuicui, el pasado 18 de enero, fue muerto por las mismas causas el obrero forestal Segundo Millano, de 48 años, quien hacía días se había integrado a un programa de empleo promovido por la empresa maderera.

Del hecho se dio cuenta a carabineros, no informándose de detenidos.

Denuncia

Aunque desde diversos sectores se atribuye la autoría del atentado a mapuches del sector, hecho que incluso estimó posible la propia Coordinadora Arauco-Malleco, ayer el diputado Eugenio Tuma aseguró, en una entrevista a radial, que posee numerosos antecedentes, documentos y relatos de ex guardias de seguridad que reconocen que muchas veces ellos comenten "autoatentados" con el fin de obtener millonarios contratos de las empresas forestales. Aseguró que estos antecedentes los pondrá a disposición de la Justicia.

Uno de los ex guardias entrevistados, quienes no se identificaron para evitar represalias, denunció que incluso un ejecutivo de una de esas empresas de seguridad, al que identificó como Pablo Iturriaga, les dio instrucciones específicas para actuar de esa manera en las comunas de Los Alamos y Traiguén. Agregó que ciertos guardias que fueron detenidos y procesados tras incidentes con mapuches fueron abandonados por la empresa, citando el caso de Leonardo Espinoza, quien se habría suicidado por tener sus antecedentes "manchados" y no tener recursos para continuar con su defensa.

Ayer, no hubo ningún pronunciamiento de autoridades regionales ni forestales respecto de la denuncia.

Exigen Eficiencia

En medio de este clima de beligerancia, la Corporación Chilena de la Madera (Corma) exigió al Gobierno eficiencia por parte de los servicios de seguridad, ya que si la autoridad insiste en que se trata de hechos aislados, señaló, no se puede explicar cómo hasta ahora no se logra identificar a los responsables.

El gerente de regional de Corma, Emilio Guerra, demandó de las autoridades de Gobierno "ordenar el gallinero" debido al alto impacto que ocasiona en el propio pueblo mapuche, el hecho que las empresas asociadas eviten operar en las comunas pobres donde suceden atentados.

Esta mañana, en tanto, se espera que la Corte de Apelaciones de Temuco resuelva la petición de la Intendencia de la Región de La Araucanía de designar un ministro en visita para aclarar el grave atentado incendiario que dejó gravemente quemados a tres guardias de forestal Mininco, en Collipulli.
 


Términos y condiciones de la información