Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche
El Mercurio Electrónico
Santiago de Chile, Jueves 24 de Febrero de 2000


PROTESTA DE TRABAJADORES DE RALCO
ANUNCIO DE TERMINO DE FAENAS:

Trabajadores de Central Ralco Realizaron Toma en la Ruta 5 Sur
 

Suspendieron tránsito vehicular por 15 minutos en tramo cercano a Los Angeles y anunciaron una serie de movilizaciones ante la situación de cesantía que los amenaza.
 

LOS ANGELES (Patricio Gómez).- Con la ocupación de la Ruta 5 Sur a la altura del puente Duqueco, 7 kilómetros al sur de Los Angeles, los trabajadores que participan en la construcción de la central hidroeléctrica de Ralco iniciarán ayer movilizaciones en defensa de su fuente laboral, luego que Endesa anunciara la paralización de las faenas a contar del 1 de marzo.

Hasta el lugar llegaron cerca de 200 trabajadores en varios buses, los que instalaron barricadas y suspendieron el tránsito vehicular por el sector por espacio de 15 minutos. La llegada de un fuerte contingente de Carabineros les hizo desistir de sus propósito, optando por abandonar la vía e instalándose a los costados de la calzada, la que fue despejada de obstáculos por las fuerzas policiales, sin incidente ni detenidos.

Héctor Durán, vocero del grupo de trabajadores, sostuvo que esa y otras acciones pacíficas que realizarán tienen por objetivo llamar la atención del Gobierno y de la opinión pública ante el flagelo de la cesantía que los amenaza con la paralización de las obras de la central Ralco.

Dijo que, en opinión de quienes trabajan en la obra, corresponde que el Ejecutivo agilice el trámite de las autorizaciones que aún faltan, de las que las propias autoridades han reconocido son de fácil resolución. "Nadie puede decir que la cesantía está bajando si se despide a una importante cantidad de personas, las que disponían de una fuente laboral asegurada por varios años con la construcción de Ralco", enfatizó.

En las obras de ejecución de la central Ralco, en el Alto Biobío, participan actualmente cerca de 1.300 trabajadores, de los que 360 residen en la comuna de Santa Bárbara, incluidos unos 240 pechuenches. Las obras presentan un avance cercano al 30 % y han significado una inversión de 157 millones de dólares, siendo el valor total del proyecto de 540 millones de dólares.

Los trabajadores insistieron en que no resulta lógico que se paralice un proyecto por la presión de una minoría, cuando la mayoría de los pehuenches saben que se verán beneficiados con el plan de relocalización que impulsa Endesa para las 91 familias cuyas tierras serán inundadas por la represa. Además, también existe un programa de beneficios para otras 250 familias pehuenches, que no están contempladas en la primera iniciativa.

En tanto, René Correa Hermosilla, alcalde de Santa Bárbara, expresó ayer su molestia por la excesiva tramitación que ha tenido la respuesta una audiencia que solicitó el lunes, junto con la mayoría de los caciques de las comunidades pehuenches del Alto Biobío, a la Presidencia de la República.

La autoridad insistió en que el Gobierno debe contribuir a resolver los aspectos menores faltantes para que el proyecto Ralco pueda continuar, dado que su ejecución asegura el empleo a 1.300 personas por más de tres años.

Advirtió que en una comuna de 17 mil personas, donde la mayoría de la población está estraficada en extrema pobreza y la cesantía supera el 60 %, tendrá un grave impacto social la paralización de las obras de Ralco. "Los programas de contratación de mano de obra de emergencia del Gobierno sólo alivian la situación por un par de meses. Lo que se requiere son empleos permanentes, y no podemos darnos el lujo de que se cierren 1.300 fuentes laborales por la acción de una minoría agitada por ecologistas y algunos parlamentarios de la Concertación", precisó el edil.
 
 


Términos y condiciones de la información