Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche
 
 12 de Enero de 2000
 Comunero asesinado había recibido amenazas por trabajar en la forestal 
Mapuches matan a indígena que trabajaba para Mininco 

Empresa confirmó que Segundo Millanao, de 58 años, trabajaba en la corta de árboles hacía un mes. Fuentes policiales informaron que tanto la víctima como sus tres agresores, se encontraban bajo los efectos del alcohol. 
Fredy Palomera 



 
Libertades
Ayer quedaron en libertad provisional los siete comuneros mapuches que estaban recluidos en la cárcel de Temuco -sometidos a proceso por el atentado incendiario contra la hacienda Rucañanco de Collipulli en agosto de 1999- y los doce pehuenches que se encontraban detenidos en Chillán por el incidente con la Fuerzas Especiales de Carabineros registrado en Trapa Trapa el último sábado. 

En el primer caso, los inculpados están acusados por el gobierno de la Novena Región por infracción a la Ley de Seguridad del Estado y ayer quedaron libres tras pagar una fianza de 10 mil pesos cada uno. Los comuneros liberados fueron Emilio Levío, Ariel Tori, José Tori Prado, Juan Prado, Francisco Tori, Omar Ancán Paillacoi y Carlos Figueroa Catrileo, quienes mantienen la calidad de encausados. 

En el caso de los pehuenches, estos quedaron libres por falta de méritos aunque la investigación de la Fiscalía Militar seguirá delante pues durante los incidentes -registrados tras el desalojo del fundo Santa Bárbara, al interior de Antuco-, resultaron heridos seis uniformados y dos arrieros quedaron con contusiones leves. 

Con respecto a los cuatro menores que habían desaparecido el fin de semana, se informó que éstos regresaron a la comunidad el domingo en la noche. 

 
 
COLLIPULLI.- Como Segundo Millanao Coñamil, de 58 años, fue identificada la víctima fatal de origen mapuche asesinada la tarde del lunes en las cercanías del Fundo Alaska, en Ercilla, por otros tres indígenas de la zona que lo habrían "castigado" pues Millanao trabajaba para Forestal Mininco. Empresa con la cual los grupos étnicos de la zona sostienen permanentes disputas por el "proceso de recuperación de tierras" que han defendido los comuneros mapuches durante todo 1999. 

El hecho se registró el lunes a las 20.45 horas, cuando Segundo Millanao Coñamil, de 58 años, transitaba por una ruta rural de la comunidad Temucuicui. En su trayecto, fue interceptado por tres personas (un menor y dos adultos) del mismo sector, los que le habrían increpado duramente acusándole de "traición" al trabajar para Mininco, la empresa "enemiga". 

La discusión fue fuerte, especialmente con el menor de edad, por lo que los adultos -entre ellos una mujer- propinaron una dura golpiza con pies, manos y palos que ocasionaron la muerte a Millanao. 

Ocurrido el incidente, las tres personas, identificadas como Erna Rosa Quidel Queupul, Juan Huenchullán Queupul y el menor de 17 años, individualizado con las iniciales D.H.C., emprendieron la fuga. 

Minutos más tarde, cuando se dio aviso de los hechos en la Posta de Temucuicui, Carabineros inició un amplio operativo en la zona para dar con el paradero de los agresores que fueron individualizados gracias a testigos. 

Hace algunas semanas, Millanao -junto a otros indígenas- había denunciado que era víctima de amenazas constante de parte de sus "hermanos" quienes lo acusaban de "traición a la raza" por ser funcionario de una firma subcontratista de Mininco, que cortaba árboles en el sector de Alaska. 

Los detenidos fueron puestos a disposición de la jueza Georgina Solís de Collipulli, quien asumió el caso. El menor se encuentra internado en el hospital de Victoria con lesiones de diversa consideración. 

Según el parte policial, el origen de los hechos fue una discusión entre los cuatro individuos donde el grupo pretendía dar un amedrentamiento a Millanao por trabajar en la forestal. Además, se determinó que la mujer aparece como la autora del mortal golpe con un palo que terminó con la vida del trabajador y que todos los protagonistas de la pelea se encontraban bajo los efectos del alcohol. 

El incidente hace rebrotar el clima de tensión que se vivió en la zona de Ercilla durante todo 1999 entre indígenas, Carabineros y funcionarios de las empresas privadas, además de daños a propiedad de Forestal Mininco. 

HECHO LAMENTABLE

Rodrigo Hermosilla, gerente de Asuntos Públicos de Mininco, señaló a La Tercera que "lamentaban mucho el fallecimiento de don Segundo, quien efectivamente se desempeñaba en faenas de cosecha para nosotros como funcionario de uno de nuestros subcontratistas, la empresa Corvilli, desde hacía un mes". 

Sin embargo, declinó pronunciarse sobre los posibles móviles del crimen hasta que la policía esclarezca los hechos. "Repudiamos este hecho que afecta a un trabajador que se desempeñaba en uno de nuestros 200 planes de generación de empleos en las comunas pobres". 

Hermosilla señaló que no sabían de las amenazas que había recibido Millanao pero reconoció que las escaramuzas hacia su empresa habían sido constantes durante todo el año pasado. "Vivimos 14 meses de situaciones gravísimas con riesgo para la vida de trabajadores, varias con consecuencias graves para nosotros y funcionarios policiales", añadió. 

RIÑA FAMILIAR

Víctor Ancalaf, líder de la Coordinadora Arauco Malleco, dijo que el crimen es "preocupante, porque es un mapuche, un hermano nuestro, y en esas circunstancias me parece que es una situación que la que los mapuches no podemos caer". 

Por su parte, Aucán Wilcamán, werkén del Consejo de Todas Las Tierras, señaló que el asesinato se trataba de una rencilla familiar y que no tenía nada que ver con la pugna que ha sostenido el pueblo mapuche con las forestales. 

Esta versión también fue entregada a la prensa por familiares de la víctima, quienes prefirieron no polemizar sobre la muerte de Millanao

latercera@copesa.cl
 COPESA CHILE - Derechos reservados