Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

DIARIO AUSTRAL DE OSORNO

Miercoles 6 de marzo, 2002

"Saldrán por la buena o por la mala"

"Aunque me acusen de violar la Ley de Seguridad Interior del Estado me
parece justa la reivindicación de tomarnos las tierras y arrojar a
"huincas".
 
Los conflictos por la tenencia de tierras siguen sumándose en la zona
costera de nuestra provincia.
 
Cuando los ecos de la tragedia desatada en Rucamañío aún no dejan que la
tranquilidad retorne a la zona costera, un nuevo conflicto de tierras hace
temer que se repitan los sangrientos hechos del 30 de enero.

Esta vez el conflicto surgió entre las comunidades Huentru Newén y Monte
Verde, las que luego de haber firmado un acuerdo para la repartición de un
predio que sería adquirido por la Conadi y entregado a los 49 socios, ahora
se distanciaron a causa de serios desacuerdos.

Así lo planteó Abel del Río Colpiante, presidente de la Comunidad Indígena
Huentru Newén, del sector de Monte Verde en la comuna de San Juan de la
Costa. "Estamos muy preocupados por las resoluciones que nos entregaron hace
algunos días, y que dicen relación con que la Conadi concede derechos
indígenas a cuatro personas que nosotros no catalogamos como tales, sino
como huincas o mapuches falsos".

Lo que pasó a —juicio del denunciante— es que "la Corporación de Desarrollo
Indígena se puso a extender calidad indígena a diestra y siniestra y eso se
prestó para que huincas mal intencionados se aprovecharan para sacar becas
para sus hijos, conseguir tierras en otros predios o proyectos y beneficios
personales que no merecían".
 
 

DIFERENCIAS

Como explicó el vocero, el conflicto surgió hace dos años. "Desde entonces
la Conadi debía haber comprado un predio, pero no fue capaz de llegar a un
acuerdo en el precio por lo que sigue pendiente esa adquisición para
beneficiar a ambas comunidades. Se trata de 2 mil 164 hectáreas que serán
repartidas entre todos los socios".

El dirigente agregó que "estamos preocupados, ya que Marianela Huenchor,
directora regional de Conadi, me citó a una reunión para explicarme que
estos señores tenían derechos y que llegaron a esas tierras por la compra".
Del Río, aseguró que anteriores directores de esa Corporación concedieron
calidad indígena a estas cuatro personas en un territorio que estaba en
conflicto interno. "Esta situación agravó aún más ese conflicto, ya que
nosotros no los reconocemos como indígenas, ni aún cuando ellos están siendo
amparados por la comunidad Monte Verde. Además, cuentan con una buena
situación económica y están ocupando retazos de terrenos que reclamamos como
históricos. Llegaron acá comprando a personas que ocupaban el predio
ancestralmente. Pero ese territorio no estaba regularizado, sino en manos de
una sociedad agrícola. Ni el que vendió ni el que compró tienen títulos y
por eso no reconocemos la compra. Porque no son indígenas y sólo nosotros
tenemos derecho a reclamar tierras de donde hayamos nacido históricamente o
tengamos títulos comisarios o de merced".
 
 

DECLARACION DE GUERRA

Del Río continuó diciendo que "hemos visto que la Conadi ha estado actuando
de mala manera y esos no son los procedimientos adecuados para resolver el
conflicto en Monte Verde". Según el dirigente, "el criterio que está
adoptando la Corporación es el de conseguirle tierra a estas cuatro personas
de las mismas que ellos están aspirando, para evitar echarlas y sacarse el
problema de encima. Eso constituye a agravar más la situación y puede
tratarse de una bomba de tiempo y ocurrir, incluso, hechos similares a los
de Rucamañío".

Según del Río Colpiante, "nosotros queremos evitar esto y que la Conadi se
pronuncie sobre estas personas, ya que les concedieron la calidad indígena,
y ellos mismos son los que deben reconocer sus errores y decir que no tienen
derecho a tierras en Monte Verde".

El conflicto podría agravarse ante la drástica posición que adoptó la
comunidad de Huentru Newén, ya que su presidente señaló que "estas personas
tienen que salir por la buena o por la mala. Para eso existen dos caminos y
actualmente optamos por el diálogo. Estamos conversando con Conadi y con la
Comunidad de Monte Verde, pero ya estamos cansados pues este conflicto se
arrastra desde hace dos años y todavía no hay nada claro".

Agregó que (las cuatro personas a las que ellos no les reconocen derechos
indígenas) "deben dejar el predio por la buena o por la mala. Eso significa
que nuestra comunidad, ante una decisión adversa, actuará por otras vías.
Aunque tenga que decirse que estoy violando la Ley de Seguridad Interior del
Estado me parece muy justa la reivindicación de tomarnos las tierras por la
fuerza. No voy a decir cuándo actuaremos, pero lo comunicaremos a tiempo".

A juicio del presidente de la comunidad, quien interpuso un recurso en el
Tercer Juzgado de Letras de Osorno a fin de lograr revertir la calidad de
indígenas de las cuatro personas en cuestión, en la Conadi le comunicaron
que la resolución reconoce el derecho de estas personas, aunque aún falta
oficializarla. "Esto implica el actuar rápido de nuestra comunidad para
tratar de revertir esta situación", dijo.
 
 

AMENAZAS
 
  Si bien del Río señaló que la vía del diálogo aún no es descartada del todo,
desde hace bastante tiempo que está recibiendo el apoyo de su comunidad y de
otras de la zona costera, que lo instan a actuar por la vía violenta. "Yo
mismo he tratado de enfriar los ánimos, pero esto lleva mucho tiempo sin
resolverse. Soy presidente del Consejo de Organizaciones Mapuches de San
Juan de la Costa Sur y estoy dirigiendo a 32 comunidades indígenas y tres
asociaciones, y muchas de ellas me han ofrecido ayuda para este evento. No
sé si aprovechar eso. Lo que sí, es una alternativa que no voy a descartar".

A pesar de que esta posición puede retrasar la compra del predio por parte
de la Conadi, señaló que "no nos queda ninguna otra alternativa que actuar
así, porque cuando esperamos a la justicia y no llega, estamos obligados a
buscarla por otra forma".

Finalmente, señaló que dará a conocer el problema a los directores nacional
y regional de la Conadi y al propio Presidente de la República.
 
 

Presidente Comunidad Monte Verde: "Hay interés personal"
 
  Según Oscar Huilitraro, presidente de la Comunidad Indígena Monte Verde, las
apreciaciones de Abel del Río Colpiante, son equivocadas. Al respecto,
señaló que "el 14 de agosto del 2001 elaboramos un documento donde aparecen
los 49 socios de ambas comunidades que se verán beneficiados y que está
firmado por él"
 
 

FALSEDAD

A juicio del dirigente, quien acudió a este Diario acompañado de José Yefi,
vice cacique de la jurisdicción de Cuinco, "lo que quiere Abel del Río es
sacar a estas cuatro personas de mi comunidad y dejarlos sin tierras. El
hombre está buscando por todos lados, ya que dice que no son históricos y
eso es verdad, pero cumplen con todos los requisitos que les solicitó la
Conadi y nosotros los respaldamos porque son fundadores, incluso algunos de
ellos compraron derechos".

Agregaron que "este documento ya está hecho y están aceptados todos (los 49
socios de las dos comunidades Huentru Newén y Monte Verde), incluidas las
cuatro personas a las que del Río no quiere reconocerles sus derechos.

Precisaron que lo que quieren es hacer un desmentido de los dichos del
presidente de la comunidad Huentru Newén. "Me parece que su interés es que
quiere esas parcelas para él. Creo que ahí hay un conflicto muy grave y
peligroso, ya que estas personas no se van a quedar así. Es más, nosotros
estuvimos el lunes en la Conadi y dijeron que todas las personas que están
ahí tienen derecho a tierras".

Según los dirigentes, Abel Del Río "desconoce este acuerdo, aunque los
documentos están firmados por las dos comunidades".
 
 

Conadi: "Respetamos acuerdos"
 
Marianela Huenchor, directora regional de la Corporación Nacional de
Desarrollo Indígena, dijo, a través de un comunicado de prensa, que "ambas
comunidades se encuentran en un proceso de reivindicación de sus derechos
territoriales, en cuyo desarrollo se han verificado varias reuniones con la
finalidad de que los interesados en el caso convengan los criterios para
resolver la forma de adjudicar y distribuir los terrenos del Fundo Monte
Verde.

A su juicio, esas gestiones se están realizando para que la Conadi compre el
predio en cuestión teniendo claridad absoluta respecto de quienes serán los
beneficiados y eso se efectúe en pleno conocimiento y con la participación
de las comunidades.

Según Huenchor, teniendo como antecedentes el análisis realizado
internamente por el equipo técnico la dirección regional decidió invitar a
las comunidades interesadas, a través de sus representantes, para que
expresen de manera seria y por escrito, y en coherencia con los acuerdos que
han sido ya aprobados por ellas, las observaciones que la aplicación de
estos les merezcan.

"Esta Dirección no puede sino respetar los acuerdos que dentro de marcos
legales y de criterios de justicia han ya sancionado las comunidades
referidas para atender la resolución de su problema territorial".
 
 

Por Misael Sánchez