Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Año LXXXVI - Nro. 31.056 - Sábado 2 de febrero de 2002

FUNERALES

Hoy, a las 10 y a las 15 horas, en dos cementerios indígenas de San Juan de La Costa, se realizarán los funerales de las 5 personas asesinadas, por lo que Carabineros de la Prefectura Osorno ha dispuesto un amplio operativo en la zona, de manera de evitar nuevos enfrentamientos.

Los 4 integrantes de la familia Lefián serán sepultados a las 15 horas en el cementerio de Bahía Mansa, saliendo el cortejo desde la sede de Pucatrihue donde es velado; en tanto, a las 10 de la mañana, se realizará el funeral del comunero muerto, instante en que sus deudos que se dirigirán al mausoleo indígena Misión San Juan por la vía del balneario.

 

Masacre entre indígenas, trágica bomba de tiempo

Tres de los 4 huilliches que ayer fueron puestos a disposición del tribunal, habrían confesado directa participación en la matanza.

Pesquisas que se prolongaron por casi 48 horas entre bosques y caminos de difícil acceso en la localidad cordillerana de Rucamañío en San Juan de La Costa, permitieron a los efectivos de la Policía de Investigaciones de Osorno detener y poner ayer a disposición de la Justicia a 4 huilliches -hasta el jueves prófugos-, y que según se informó, tendrían directa relación en la matanza ocurrida el miércoles en el mismo sector, distante unos 70 kilómetros de esta ciudad, y donde fueron salvajemente asesinadas 5 personas, entre ellas dos ancianos.

Según fuentes policiales, del cuarteto de detenidos que se encuentran en calidad de incomunicados en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Osorno, 3 de ellos habrían reconocido extrajudicialmente su participación como autores materiales, mientras que el otro, trascendió, habría actuado en calidad de encubridor.

Se supo, además, que 2 de los detenidos pertenecen a la familia Lefián y los otros 2 a la comunidad indígena Choroy-Traiguén, liderada en los enfrentamientos por su secretario, Florentino Cumilef Llanquilef (58), aprehendido también el miércoles en el apartado sector cordillerano.

EN LA CARCEL

Antecedentes recogidos por este Diario indican que ayer al mediodía fueron dejados en libertad por falta de méritos 6 personas, de la docena de aprehendidos el miércoles en Rucamañío; 5 mujeres y un hombre habrían salido de la cárcel de calle Amthauer, trasladándose de inmediato al sector costero para participar del velatorio de sus familiares trágicamente muertos.

Así, 10 son los huilliches, entre integrantes de la familia Lefián y comuneros que apoyan a la Cumilef, que permanecen recluidos a la espera de lo que resuelva la jueza del Tercer Juzgado de Letras Osorno, Gloria Sepúlveda, teniendo en cuenta que tiene hasta el martes próximo para encargar reos a los presuntos involucrados en los impactantes hechos.

PESQUISAS

Las pesquisas realizadas por 8 efectivos de la policía civil apoyados por 2 camionetas 4x4 y motos enduro, se prolongaron por casi dos días, finalizando con la detención de los 4 huilliches que, por separado, se ocultaban en chozas y bosques de la cordillera.

Entrevistas entre lugareños del sector y testigos presenciales de la masacre generada el miércoles, habrían llevado a los detectives a dar con estos 4 sujetos, presumiéndose, además, que otros 3, claramente identificados, aún se encuentran prófugos, uno de ellos armado.

Lo anterior, tras establecer que en el sangriento enfrentamiento habrían sido utilizadas al menos 3 escopetas, incautándose hasta el momento sólo 2, además de una pistola.

Fuentes de la Policía de Investigaciones informaron, además, que con la detención de los 4 huilliches se habría establecido en forma clara cómo sucedieron los hechos del sangriento mediodía del miércoles. No obstante ello, los detalles se mantienen en estricta reserva.

La batalla campal que terminó con 5 muertos -cuatro de ellos integrantes de la familia Lefián-Marileo-, se habría originado en represalia al ataque a balazos suscitado horas antes, y donde resultó herido grave en su domicilio Jorge Miguel Llancapán Ancapán (21) de la comunidad Choroy-Traiguén.

Fuertemente armados, 20 comuneros irrumpieron al mediodía en el predio de Rosario Lefián Marileo (45), iniciándose el enfrentamiento donde participaron una treintena de huilliches, entre ellos un menor de edad en poder de escopetas.

EXCUSAS

En las oficinas de la Conadi, el senador Roberto Muñoz Barra se reunió con el director nacional de dicha entidad, Edgardo Lienlaf, para referirse a los hechos ocurridos entre comuneros mapuches de Osorno, y solicitar explicaciones sobre la responsabilidad que le concierne a la institución que dirige, al entregar 4 mil hectáreas de tierra a un grupo de campesinos mapuches, sin prever que dentro de esa misma comunidad existían conflictos de pertenencias ancestrales sobre las tierras entregadas.

El director de la Conadi señaló que su institución está trabajando en el esclarecimiento de errores u omisiones cometidas en este proceso. "Desde el punto de vista nuestro, la corporación hizo lo que está establecido en la ley. Se solicitó a Bienes Nacionales la transferencia de alrededor de 5 mil hectáreas a la comunidad Choroy- Traiguén". En 1996 el Consejo Nacional de la Corporación aprobó el traspaso, "no obstante en 1998, aparece un título de comisario de la familia Lefián, desconocido hasta entonces, iniciándose un proceso de conciliación". El caso fue delegado a los tribunales de justicia, "proceso el cual no tuvo premura, desembocando en lo que ha pasado".

En la Intendencia de La Araucanía, el dirigente de Ad Mapu, Domingo Marileo, manifestó: "Aquí no es una responsabilidad técnica ni administrativa, lo que hemos dicho hasta el cansancio es que aquí hay una responsabilidad política. El Gobierno es quien da las ordenes y la Conadi sólo cumple las funciones que el Gobierno le da" y agregó indignado "el tema mapuche no se ha abordado con seriedad y en lo que abarca realmente, nunca los gobiernos de la concertación han tenido la voluntad de solucionar los problemas reales del pueblo originario".


Copyright Sociedad Periodística Araucanía S.A.
Antonio Varas 945 - Temuco - Chile
Teléfono (56 45) 292929