Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Año LXXXVII - Nro. 31.126Sábado 13 de abril de 2002

Comuneros evitaron que niño fuera enviado a un hogar

 

Una treintena de mapuches de la comunidad Juan Currín llegaron pasadas las 18 horas de ayer hasta las dependencias de la Guardería Los Duendecitos, ubicada en calla Mariañirripil, sector Pedro de Valdivia de Temuco, para evitar que un menor de la comunidad fuera trasladado hasta un hogar del Sename, en cumplimiento a una orden emanada del Primer Juzgado de Menores.

En el lugar se vivieron momentos de alta tensión, cuando familiares de Daniel Jesús Nahuelñir, de un año y 6 meses, llegaron para evitar que fuera trasladado hasta el Centro Belén.

Ante la oposición de los padres, los tíos y abuelos del lactante, los funcionarios de la guardería -que pertenece a un programa de apoyo a mujeres jefas de hogar de Integra - alertaron a Carabineros y hasta el lugar llegó el comisario de la Segunda Comisaría, Christian Llévenes.

Angélica Caniuqueo, dirigente de la comunidad manifestó su enérgico repudio a lo que estaba ocurriendo, agregando que "primero el estado le quitó las tierras y ahora quieren quitarle a los niños. Hace un tiempo sacaron a dos niños de la comunidad y ahora no sabemos dónde están. Cuando preguntamos por ellos, nos dicen que están en Valdivia, después en Imperial, pero nadie nos dice dónde están y no queremos que eso vuelva a ocurrir nuevamente", aseveró.

Hasta el lugar también llegó el dirigente del Consejo de Todas Las Tierras, Manuel Santander, quien precisó que era una medida drástica, porque el niño vive con sus padres. "Ha habido cuatro casos similares, de acuerdo a los antecedentes entregados por la familia, los niños habrían sido enviados al extranjero, lo que es una situación que se debe investigar para llegar al fondo de esto". 

La directora de Integra IX Región, Olga Muñoz, informó que el tribunal emanó la orden judicial, luego que la institución presentara un recurso de protección a favor del menor, motivado porque el lactante presentaba diversos indicios que dejaban entrever que estaba en una situación de abandono.

Luego de una conversación entre los padres de los menores, funcionarios de la guardería y representantes de Integra, se logró llegar a un acuerdo y Daniel Jesús fue regresado a sus progenitores, lo que desató la alegría de la comunidad mapuche. Uno de los puntos importantes de por qué no se cumplió con la orden judicial -sostuvo Olga Muñoz- fue que uno de los familiares se comprometió a cuidar al lactante.


Copyright Sociedad Periodística Araucanía S.A.
Antonio Varas 945 - Temuco - Chile
Teléfono (56 45) 292929