miércoles 9 de enero de 2002

En la zona cunde el terror
Tirúa bajo la violencia de encapuchados

''Sólo vi a un grupo de unos 60 individuos, que me pararon, rociaron de parafina el vehículo y me gritaron `te vamos a quemar el camión, así es que bájate al tiro o si no te vamos a quemar a vos también''', narró aún consternado al EL SUR, Juan Carlos Henríquez. El conductor aún no se repone de la experiencia que vivió el mediodía del lunes, tras el ataque sufrido en los alrededores de Tirúa por un grupo de encapuchados.

El hecho tuvo lugar en un sector llamado Primer Agua, a unos trece kilómetros de Tirúa. El camión, patente UL-6437, perteneciente a la empresa Leoval, circulaba hacia la ciudad de Tirúa, cuando fue interceptado por un grupo armado con piedras, boleadoras y palos.

Luego de la detención, los encapuchados abordaron la máquina y bajaron a la fuerza al chofer, procediendo a golpearlo reiteradamente, para después prender fuego.

Las pérdidas fueron avaluadas por el afectado en más de 50 millones de pesos, sin incluir los más de 35 metros cúbicos de madera en trozos aserrables, que podrían elevar los daños en otro millón más. ''Era un camión nuevo, sólo tenía diez meses de uso; es una lástima, aquí parece que el derecho de propiedad no existe'' sostuvo Leonidas Valdivieso, dueño de la máquina.

''Repudiamos estos hechos de violencia con carácter terrorista y estamos haciendo todas las diligencias con la autoridad regional para que puedan establecerse las medidas de seguridad que garanticen que estos hechos no vuelvan a repetirse'', manifestó Emilio Uribe, gerente de Corma Región del Biobío.

Momentos después del hecho, un contingente de carabineros que se encontraba a unos 10 kilómetros del lugar, tratando de desalojar a comuneros mapuches del Fundo Miraflores, se enfrentó en una batalla campal con indígenas del sector. La lucha se extendió hasta altas horas de la noche, sin que hubiera detenidos.

Según versiones de vecinos y del mismo chofer que conocía el área del atentado, no se descarta la participación de infiltrados agitadores en el hecho. Hasta el cierre de esta edición, aún existía tensión en el lugar, aun cuando Carabineros ya se había retirado del sector.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.