martes 22 de enero de 2002
Protestaron en contra de Ralco
Una veintena de jóvenes se tomó el Centro Español
Una veintena de jóvenes de la Coordinadora de Fuerzas por el Biobío, ingresaron ayer cerca de las 17 horas al Centro Español de Concepción -donde también funciona el consulado de ese país- ubicado frente a la Plaza de Armas, con el objetivo de llamar la atención y protestar en contra de la Construcción de la Central Hidroeléctrica Ralco.

El grupo que se apostó en el recinto, ubicado en un segundo piso, en la calle Barros Arana -dejando a los trabajadores del lugar encerrados- colgaron un lienzo que decía ''la tierra no se vende, se recupera y se defiende. No a Ralco'', además de gritar consignas en contra de Endesa hacia la calle, concitando la atención de los transeuntes.

En un acto inusual, uno de los manifestantes que se encontraba desnudo y con el cuerpo pintado, se colgó desde el balcón, permaneciendo así varios minutos. Mientras, otra veintena se mantenía en medio de la calle con pancartas, apoyando el movimiento.

Sin embargo, no fue necesaria la intervención policial, puesto que los jóvenes se retiraron del lugar en forma pacífica, luego de conversar con el presidente del Centro Español, Pedro Bordegaray, quien los instó a abandonar el lugar.

El vocero de la coordinadora, Amador Lara, dijo que el objetivo de la protesta fue denunciar ''el genocidio y ecosidio contra el pueblo mapuche-pehuenche (...) queremos denunciar la complicidad del gobierno chileno con la transnacional de España que hoy día entrega todos los recursos de la tierra. Nuestra postura es autónoma y defendemos el Biobío porque nos afecta a todos''.

Por su parte Bordegaray se mostró molesto con la intromisión de los jóvenes. Dijo que aunque no realizaron daños físicos al Centro, sí lo dejaron bastante sucio, ''es una imprudencia que no es de gente civilizada. Además Endesa es una empresa privada española en Chile y no tiene nada que ver con el Gobierno Español''


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.