martes 22 de enero de 2002
Comisión triple se reunió ayer
Para febrero quedó acuerdo con pehuenches

El próximo siete de febrero se suscribiría un nuevo acuerdo que interpretaría en definitiva las demandas de los pehuenches de tres comunidades del Alto Biobío, Quepuca Ralco, Ralco Lepoy y El Avellano, los que demandan el incumplimiento de un protocolo firmado en el año 1998 entre el gobierno y Endesa y que según afirman, no recoge sus demandas reales.

Ayer, los comuneros indígenas que serán afectados indirectamente por la construcción de la Central Ralco tuvieron su primera mesa de trabajo con el gobernador de Biobío, Esteban Krause , dos representantes de Endesa, jefes provinciales de Vialidad y Serviu, además de otros personeros, los que después de una agotadora y calurosa jornada resolvieron trasladar al día 7 de febrero un próximo encuentro, con el fin de firmar un acuerdo que recoja sus demandas y que se centran en fuentes de trabajo, viviendas, electrificación, salud y construcción de caminos secundarios entre otros mejoramientos.

El gobernador Esteban Krause que ya había sostenido un encuentro con los indígenas el jueves pasado, reiteró su disposición como autoridad para responder las demanas de los indígenas que han visto incumplido el protocolo de acuerdo firmado en el año 1998, por lo que insistió en el compromiso del gobierno de solucionar los acuerdos en una forma paulatina, con medidas concretas y que satisfaga las necesidades de los pehuenches.

De cualquier forma, la vocero de las familias, María Curriao, advirtió que si en el nuevo plazo fijado no se logra una aprobación de las demandas que proponen los pehuenches iniciarán una movilización en contra de la construcción de central ralco.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.