lunes 4 de febrero de 2002
Con cinco muertos

Conadi trató de evitar trágica riña mapuche


SANTIAGO. El director nacional de la Conadi, Edgardo Lienlaf sostuvo ayer que la institución hizo todo lo posible por evitar el desenlace fatal de la disputa de tierras de las familias huilliches en la comuna de San Juan de la Costa, en la Décima Región.

Aclaró que la Conadi no tiene las herramientas jurídicas para prever este tipo de hechos. Sin embargo, tras lamentar lo sucedido, Lienlaf no responsabilizó a nadie de la entidad de las muertes de cinco personas, cuatro de ellas de la familia Lefian-Marileo.

Recordó que a contar de 1994, una vez transferidas las tierras catalogadas como bienes nacionales (más de ocho mil hectáreas), estos ocho predios fueron distribuidos a las familias del sector, lo que ocurrió entre los años 1994 y 1997.

No obstante, un año despues la familia Lefian-Marileo presentó también sus títulos de posesión, explicó Lienlaf, lo que sembró la discusión de títulos de dominio.

Entonces, la Conadi dipuso que el abogado conciliador -único instrumento legal con que cuenta la entidad-, determinara que tanto la comunidad Choroy-Traiguén y la familia Lefian-Marileo pudieran conciliarse, es decir, convivir en un mismo terreno, como lo establece la ley.

Sin embargo, en los años siguientes no se logró acuerdo, por lo que la Conadi entregó a disposición de la Corporación de Asistencia Judicial de Osorno los antecedentes.

''Nosotros como instituciones creemos que actuamos a tiempo con los instrumentos que teníamos, pero lamentablemente ya no dependía de nosotros la solución porque no había voluntad de las partes, y así, esto debe estar a disposición de los tribunales de Justicia, quienes resuelven en definitiva'', afirmó.

Edgardo Lienlaf indicó que está trabajando el equipo jurídico de la organización con la Gobernación de Osorno de manera conjunta, para evitar más hechos de violencia como los ocurridos durante la semana pasada.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.