sábado 2 de marzo de 2002

Está a 20 kilómetros de obras
Convoy de Endesa llegó a la zona cordillerana

Con algunos cortes en la ruta y ciertos incidentes que arrojaron tres personas detenidas avanzó ayer el convoy de Endesa que conduce uno de los tranformadores que se utilizarán en el funcionamiento de las turbinas en la Central Hidroeléctrica Ralco que se construye en la zona de Alto Biobío.

No obstante las protestas de pequeños grupos de manifestantes que arrojaron piedras a la caravana en la zona de Callaqui, los equipos que se acompañan de un inusitado despliegue policial pasaron cerca de las 18 horas por la localidad de Ralco sin deteneción, sino que continuó inmediatamente su viaje hacia el sector cordillerano donde se ubica la caverna de máquinas del megaproyecto.

Según carabineros, el operativo se ha cumplido de acuerdo a lo planificado, y sin mayores problemas por lo que se estima que el transporte estaría llegando a destino este fin de semana, dos días antes de la fecha estimada, que se calculaban doce días desde que salió de Talcahuano, el día viernes 22 de febrero. Anoche , el transformador fue estacionado en el sector de la central Pangue, para continuar hoy su avance hasta las obras de la nueva central, distante unos 20 kilómetros de Pangue.

Los incidentes que no pasaron a mayores se produjeron a la altura de Callaqui, distante unos tres kilómetros de la localidad de Ralco, donde manifestantes opositores a la construcción de la obra hidroeléctrica, lanzaron piedras y trataron de interrumpir la vía para impedir el paso del convoy, lo que dio como resultado tres personas detenidas - dos hombres y una mujer- los que fueron puestos a disposición del Tribunal de Santa Bárbara.

Este incidente se sumó a otro en la ruta que une Los Angeles con Santa Bárbara ocurrido el jueves en la tarde, donde Berta y Nicolasa Quintremán, opositoras al proyecto, fueron detenidas junto a otras tres mujeres, tras encadenarse en el puente Calderones para impedir el paso de la caravana. Todas ellas, fueron dejadas en libertad en seguida, tras verificarse sus domicilios.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.