Santiago de Chile, Lunes 15 de Enero de 2002

PROTOCOLO DE 1998:
Pehuenches plantean exigencias a Endesa

CONCEPCIÓN.- Unos 50 pehuenches - algunos encapuchados- armados de boleadoras y piedras atacaron ayer a un piquete de carabineros cuando intentaban despejar el camino que une Ralco con las comunidades de Alto Biobío.

María Curriao, presidenta de la comunidad de Quepuca Ralco, advirtió que estas movilizaciones pretenden llamar la atención de las autoridades para que exijan de Endesa el cumplimiento de un protocolo suscrito en 1998 con las familias no afectadas directamente por la construcción de la central Ralco. Los recursos comprometidos - US$ 2,1 millones- beneficiarán a 184 familias pehuenches.

El nuevo plan de mejoramiento se gestó en una mesa negociadora realizada en Los Angeles, con participación del entonces intendente de la VIII Región, Martín Zilic, funcionarios de la Conadi y el apoyo del obispo Miguel Caviedes.

Para su cumplimiento se definió un plazo de tres años.

Los indígenas sostienen que nada de ello se ha cumplido y para exigir la intervención de las autoridades se manifestaron ayer interrumpiendo el camino público y advirtiendo que ésta es la primera de una seguidilla de manifestaciones.

Funcionarios de la Gobernación de Biobío se reunieron ayer con los dirigentes pehuenches y acordaron la realización de un encuentro con representantes de Endesa, de la Conadi, de la intendencia regional y de las comunidades indígenas el próximo jueves, en Quepuca Ralco.

A su vez, el intendente de la Región de la Araucanía, Ramiro Pizarro, advirtió que los grupos mapuches violentistas tienen sus días contados y están condenados a desaparecer por el rechazo de que son objetos en las propias comunidades.

La autoridad de gobierno precisó que esos grupos son muy minoritarios y cada vez están más aislados política y socialmente


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P