Santiago de Chile, Domingo 3 de Febrero de 2002
DÉCIMA REGIÓN:
Sepultan a víctimas de violencia huilliche

PUCATRIHUE.- Una fosa común en el cementerio indígena de Bahía Mansa acogió ayer los restos de cuatro de las víctimas fatales de la matanza ocurrida el miércoles entre dos facciones rivales huilliches. La quinta víctima fue sepultada en la mañana en el cementerio de la Misión San Juan de la Costa.

Los hechos que culminaron en la muerte de cinco indígenas, cuatro de la familia Lefián Marileo y un quinto de la comunidad Choroy Traiguén, se originaron en una disputa desatada por tierras cuya posesión alegan ambos grupos indígenas, con base en supuestos derechos de tiempos ancestrales.

Pese a la tensión reinante durante las exequias, en especial durante el velorio de los integrantes de la familia Lefián, en la sede social de la caleta Pucatrihue, frente a la cual debió pasar el cortejo de Víctor Lemui, no se produjeron reacciones de violencia por ninguna de las partes.

En el responso a Víctor Lemui, el sacerdote católico Adrián de Werth señaló que la justicia había actuado muy tarde, sin reaccionar ante la primera alarma, el pasado 2 de enero, cuando un miembro de la familia Lefián fue golpeado y abandonado desnudo en un camino vecinal. Sostuvo que la sociedad chilena discrimina a los pueblos indígenas.

QUEJAS EN C 6


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P