Santiago de Chile, Lunes 18 de Febrero de 2002
AUCÁN HUILCAMÁN:
Werkén atribuye propagación de incendios a negligencia estatal

Arturo Zúñiga

ARTURO ZÚÑIGA

TEMUCO.- El werkén o vocero del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, acusó a las autoridades de "negligencia" por descuidar su acción preventiva de los incendios forestales. También planteó que en los orígenes de éstos podrían encontrarse intereses vinculados a la explotación de la araucaria, legalmente prohibida en su estado natural.

Según señaló Huilcamán, los siniestros se habrían iniciado alrededor del 22 de enero, pero su combate recién comenzó en la primera semana de febrero. En este lapso de casi dos semanas el fuego se expandió hasta abarcar sus actuales dimensiones, de decenas de miles de hectáreas comprometidas en reservas forestales, sin que medie explicación oficial alguna respecto de este retraso.

En este sentido, Huilcamán culpó al gobernador de Cautín, Isaac Vergara, coordinador de las acciones, "quien asumió una posición más bomberil que de autoridad gubernamental". Insistió en que esta actitud contrasta con la celeridad en el actuar cuando los incendios afectan a privados y empresas forestales.

A raíz de ello, exigió una inmediata investigación de los hechos y el máximo en la aplicación de la ley para quienes resulten responsables de estas dilaciones, de tan perjudiciales efectos. "Cuando se trata de un bien que pertenece al conjunto de la comunidad nacional, e incluso al patrimonio internacional, como la quema de miles de ejemplares de araucarias, no se actúa con la misma eficiencia. En esto hay una clara discriminación de la autoridad, a la que sólo parece preocuparle laprotección de los bienes privados", enfatizó.

- ¿Sugiere que particulares han iniciado los siniestros?

"No sé quienes los provocaron, pero sí está claro que se originaron alrededor de los parques nacionales, donde no viven indígenas, sino propietarios claramente identificados. Llama la atención que la autoridad no haya actuado respecto de ellos, lo que denota una clara discriminación".

Señala estar en condiciones de nombrar los predios donde se originaron los incendios y de sus propietarios. En su opinión, la autoridad no ha reaccionado en este sentido con la misma firmeza que exhibe cuando se trata de predios colindantes con comunidades mapuches.

- ¿Por qué los particulares se involucrarían en los incendios?

"No hay que olvidar que en algunos de esos predios existen bosques nativos y de araucarias. En su mayor parte los incendios se originan en los predios de propiedad de los mismos que hacen esfuerzos para modificar la ley que prohíbe la tala de la araucaria. Ahora podrán explotarla, porque el bosque destruido no tiene otro destino. Todo amerita una investigación acuciosa, donde la autoridad se comprometa clara y categóricamente".

- ¿Sugiere que particulares estarían quemando bosques para posibilitar su explotación?

"En cierta manera, sí. Creo que hay una cierta participación de particulares interesados en modificar la ley. Hay una especie de coordinación para modificar la legislación que les prohíbe explotar la araucaria. La autoridad debe estudiar la situación, o asumir su responsabilidad en el desastre".

En opinión de Huilcamán, las autoridades regionales no parecen haber dimensionado el daño causado al patrimonio nacional. A este respecto, pidió adoptar medidas tan drásticas como las que toman con los mapuches, "de lo contrario, haremos una petición formal ante el gobierno central, señalándole cuál debería ser el destino de muchas autoridades locales".


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P