Santiago de Chile, Lunes 4 de Marzo de 2002
ALTO BIOBÍO:
Aumenta tensión por traslado de equipos de Ralco

Pilar Espinosa

PILAR ESPINOSA

CONCEPCIÓN.- El grupo de mujeres pehuenches que se opone a la construcción de la central hidroeléctrica Ralco, y que en los últimos días han intentado boicotear el traslado de equipos desde Talcahuano al Alto Biobío, pidió apoyo para evitar que el primero de los transformadores llegue a destino.

En fuentes policiales se informó que la situación era de calma en la zona, manteniéndose la vigilancia en los aproximadamente 20 kilómetros que restan por recorrer y que son los más difíciles por la cantidad de curvas y fuertes pendientes del camino. Se espera que en las próximas horas el convoy reanude su marcha desde la central Pangue, donde el primer transformador, de 225 toneladas de peso, permanece con fuerte custodia policial. Debe llegar al sector de El Avellano, donde se ubica la caverna de máquinas.

Hilda Riquelme, hija de Rosario Huenteao, una de las pehuenches que al igual que las emblemáticas hermanas Berta y Nicolasa Quintremán y otras cuatro familias no aceptan permutar sus tierras, dijo ayer que quienes los apoyan están siendo amenazados para que abandonen la zona.

Precisó que en dos ocasiones, jueves y viernes, fue detenido "por sospecha" un periodista catalán, a quien le habrían recordado que como extranjero no podía involucrarse en el conflicto y que "se mantuviera callado". En la zona, según Carabineros, se ha detectado mayor presencia de personas que apoyan a los pehuenches, pero no se han involucrado en los incidentes de corte de caminos.

El periodista Marc Serra i Torrent, que representa a las revistas "Illacrua" - isla cruda, en catalán y "Resumen Latinoamericano", se encuentra desde hace tres meses en el país cubriendo los conflictos indígenas en las regiones de Biobío y la Araucanía.

Serra, para quien ésta es su primera visita a Chile, dijo ayer, en contacto telefónico desde el Alto Biobío, que está a la espera de una respuesta del Gobierno a su solicitud de prórroga de la visa, por cuanto expiró el plazo de permanencia. El profesional explicó que como integrante de varias organizaciones catalanas vino a establecer contacto con grupos indígenas y a reportear los conflictos de mapuches con empresas forestales y de pehuenches con Endesa.

Su primera detención se produjo el jueves pasado, cuando llegó hasta Los Ángeles en los momentos en que se producían incidentes en uno de los intentos por detener el avance del convoy en el cruce de la ruta 5 Sur con el camino a Santa Bárbara. Junto al dirigente de Lumaco, Alfonso Reimán, fue trasladado en un furgón policial a la comisaría. Luego de llamados a Interpol y tras dos horas de permanencia en el cuartel, fueron liberados.

"El viernes pasó lo mismo. Yo manejaba una camioneta en que se trasladaban las hermanas Quintremán a su comunidad y en un control nos detuvieron y otra vez me cogieron. Fui trasladado a Investigaciones y me tomaron declaración. Ahora pesa sobre mí un control policial", indicó Serra.

El periodista señaló que le advirtieron que la respuesta del Gobierno podría tardar una o dos semanas y mientras tanto deberá presentarse cada dos días a firmar en la oficina de extranjería de la policía civil. En fuentes de Gobierno trascendió que en este caso no habría necesidad de ordenar su deportación por cuanto con no renovar la visa es suficiente para obligarlo a abandonar el país.

Desde que se inició el traslado del equipo, el 23 de febrero, pehuenches y ecologistas han protagonizado cinco incidentes, en distintos puntos del trayecto de 276 kilómetros entre Talcahuano y Ralco.


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P