Santiago de Chile, Jueves 7 de Marzo de 2002

ONGs foráneas en el conflicto mapuche

La nociva influencia ejercida por las ONGs extranjeras y por organismos de Naciones Unidas en la radicalización del conflicto indígena chileno denunció el Instituto Libertad y Desarrollo en un informe divulgado ayer.

En un boletín informativo que se remite a advertencias hechas en febrero de 2001 el ILD afirma que el influjo de estas instituciones es altamente preocupante porque alientan en grupos indígenas minoritarios, pero ultristas, la teoría de que deben recuperar "las tierras que habrían sido usurpadas por los sucesivos gobiernos republicanos".

A la gravedad de esta tesis se suma - según el centro de estudios- el hecho de que estos organismos justifican todo tipo de irregularidades por parte de los violentistas mapuches, atentando contra el derecho de propiedad.

El informe advierte que uno de los principales peligros de la acción de estas entidades radica en que éstas postulan como un prerrequisito para eliminar los desequilibrios entre la "cultura oprimida" y la "opresora" que los pueblos indígenas logren autonomía y soberanía. Lo peor de esta idea es que, de concretarse, significaría destruir las bases de la institucionalidad nacional, al reconocer que los habitantes indígenas no son chilenos.

Entidades de apoyo

El ILD identifica a 20 organizaciones de este tenor en Europa y Canadá, y añade que en Estados Unidos funcionan otras 60 con amplios contactos internacionales.

Entre las europeas figuran el Instituto de Teología y Política de Münster (Alemania), la Fundación France Libertés (Francia), la Association Amérique Indienne (Bélgica) y la WATU/Acción Indígena (España), todas ellas con un interés indigenista amplio.

Centradas en el tema están la Asociación Mapuche Relmu (Francia), la Fundación Rehue (Holanda), la Mapuche International Link (Inglaterra), la Ñuke Mapu (Suecia), la Voz Red Nacional Mapuche (Suecia) y el Comité de Apoyo al Pueblo Mapuche (Canadá).


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P