Santiago de Chile, Jueves 7 de Marzo de 2002

Se toman la oficina de gobernador

TEMUCO.- Doce mapuches detenidos fue el resultado del desalojo de la oficina del gobernador de Cautín, Isaac Vergara, luego que un grupo de ellos ocupara por tres horas esa dependencia, ubicada en el primer piso del edificio de la Intendencia de la Novena Región.

El grupo, encabezado por el dirigente del llamado Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, quien no participó en la ocupación y que fue recibido separadamente en su despacho por el intendente Ramiro Pizarro, exigía la retractación pública del subsecretario del Interior, Jorge Correa Sutil.

Éste, en la víspera, calificó como "un puñado de cobardes encapuchados" a los violentistas indígenas que realizan acciones de carácter terrorista en esta zona.

La ocupación de la oficina ocurrió al mediodía de ayer después que el gobernador Vergara recibiera en su despacho a nueve dirigentes indígenas, entre ellos Domingo Marileo, de la organización Ad Mapu, y a Alfonso Raymán, de la Asociación Ñancucheo, para escuchar sus reclamos contra los dichos del subsecretario, considerados ofensivos y xenofóbicos.

Sin embargo, tras media hora de permanecer en el despacho, los dirigentes comunicaron que no abandonarían las oficinas hasta que el subsecretario Correa Sutil expresara las disculpas públicas y además asumiera el compromiso de paralizar las obras de construcción de la central hidroeléctrica de Ralco, en el alto Biobío.

"No hay nada de eso", respondió escuetamente el intendente Ramiro Pizarro, al ser consultado si legitimaba la ocupación de la gobernación al recibir en su propio despacho al dirigente Aucán Huicamán, quien hizo de vocero de la toma ante la prensa.

Durante la ocupación, el intendente no sólo recibió en su oficina a Huilcamán, sino además mantuvo permanente comunicación telefónica con él y accedió a conversar con los indígenas, en contraste con la decisión del gobernador de activar el desalojo de su dependencia.

Después de permanecer tres horas en dicho despacho, finalmente los dirigentes fueron desalojados por la fuerza pública.

55 detenidos a la Fiscalía Militar

A disposición de la Fiscalía Militar de Ñuble quedaron ayer los 55 detenidos por los incidentes ocurridos el martes en el Alto Biobío, cuando un centenar de pehuenches bloqueó, por 18 horas, el tránsito a la altura del puente Malla.

El prefecto de Carabineros de Biobío, coronel Guillermo Medeiro, informó que 26 manifestantes resultaron heridos, al igual que otros 18 funcionarios policiales, dos de ellos graves, aunque sin riesgo vital. De los detenidos sólo 30 son residentes en la zona.

El fiscal militar, Iván Santibáñez, se trasladó ayer a Los Ángeles para iniciar los interrogatorios, y decidir su situación procesal.

Éstos enfrentan cargos por desorden en la vía pública, daño calificado y maltrato de obra a carabineros.

En su poder se encontraron hondas, boleadoras, bombas molotov de fabricación casera, elementos contundentes, algunos gorros pasamontañas, lienzos y radios que habían sustraído a los camiones que utilizaron para bloquear el camino.

El intendente de la Región del Biobío, Jaime Tohá, destacó el profesionalismo con que actuó Carabineros, en situación de desventaja numérica frente a los manifestantes durante los incidentes, garantizando la mantención del orden público en la zona y el traslado de equipos para la central Ralco.

Sostuvo que la forma de actuar de los pehuenches no es la que se observó en esos enfrentamientos, por lo cual no le sorprende la participación de elementos foráneos, lo que quedó en evidencia al comprobarse la identidad de 25 de los detenidos.

En cuanto a las acciones legales del Gobierno, anunció que se acumularán en una sola presentación las denuncias por el camión quemado la madrugada del lunes a una empresa contratista de Endesa, y los incidentes registrados el martes con la destrucción parcial de otros tres camiones.

No se considera aplicar la Ley de Seguridad del Estado, ya que por los delitos configurados basta con poner a los detenidos en el ámbito de la justicia militar.


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P