Santiago de Chile, Miércoles 13 de Marzo de 2002
MEULÉN HUENCHO:
"Pasará algo que el Gobierno no espera"

Bastante compuesta y moderada en sus declaraciones es Meulén Huencho, la mujer pehuenche que se hizo conocida al interrumpir el acto de celebración del Día de la Mujer, que encabezó el Presidente Ricardo Lagos el viernes pasado.

Vestida con el traje tradicional mapuche y muy seria, esta mujer, de 32 años, dice que participa en el movimiento reivindicatorio indígena que busca impedir la central hidroeléctrica Ralco. Aclara, sin embargo, que no es una activista.

"Si ustedes han visto por las noticias la sangre derramada que está en Ralco... Para la tierra, eso es dolor; y para nosotros también, como pueblo", asegura.

Contrariamente a lo que podría suponerse, Meulén Huencho no vive en el Alto Biobío, sino que en pleno Santiago. Ayer, tras una rueda de prensa realizada en la sede de la Confederación de Empleados Particulares de Chile (CEPCh), confirmó a "El Mercurio" que reside en la capital, que es dueña de casa y que tiene una hija de 10 años.

"Nuestra principal queja hacia el Gobierno es que le está diciendo a la opinión pública que todo está tranquilo, pero en realidad no es así", asegura. Por eso declara su decepción y dice que no espera nada del Ejecutivo ni de los tribunales. Además, sabe que pronto empezará una gran lucha mapuche, porque las organizaciones indígenas que están en Santiago también se están movilizando para expresar el descontento de los pueblos originarios.

"Acá va a haber algo pesado, algo que ni Endesa ni el Gobierno se lo esperan", dice. "Espiritualmente la mujer mapuche sufre mucho porque esto no sólo es un atropello físico, sino a nuestra madre tierra".


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P