Santiago de Chile, Lunes 18 de Marzo de 2002
 
Jaime Andrade.
REESTRUCTURACIÓN:
La Conadi aplica la "doctrina Trivelli"

Nelly Yáñez, Francisco Bañados

NELLY YÁÑEZ
Y FRANCISCO BAÑADOS

Por concurso público, siguiendo la "doctrina Trivelli", será elegido el segundo hombre fuerte de la Conadi, quien tendrá por tarea coordinar los tres fondos de la corporación, hasta ahora incomunicados.

El llamado a llenar por primera vez la figura de Jefe de Programa se hará esta semana junto al paquete de medidas de reestructuración que este jueves anunciará en Cañete el subsecretario de Mideplan, Jaime Andrade.

El perfil del estratégico "número dos" que tendrá el director nacional de la corporación, Aroldo Cayún, ya está definido. No necesariamente debe ser indígena, pero debe tener un vasto conocimiento en esa área y por sobre todo capacidad técnica, de gestión y experiencia en programas de desarrollo.

"Queremos hacer un concurso como corresponde. Y aunque no está en las bases que deba ser indígena, en ese mundo hay muchos profesionales de gran capacidad y confiamos en que no sea muy complicado llenar el cargo", dijo.

La segunda área de cambios, según Andrade, es de más largo aliento y "tiene que ver con la revisión de todos los procedimientos administrativo-financieros, incluyendo el perfil de los recursos humanos que tiene la corporación".

En esta dirección, reconoció que "es probable que tengamos un nuevo ajuste, menor al de enero donde se alejaron de la corporación unas 15 personas, pero tenemos que hacerlo para optimizar la planta".

Ante el evidente temor que genera en materia de inestabilidad laboral este tipo de decisiones, Andrade aseguró que la Asociación de Funcionarios es la más interesada en regular esta situación.

"Ellos han sido muy claros en decirnos: 'si hay malos funcionarios, sáquenlos, pero tomemos las decisiones pronto para que la Conadi funcione bien' ", sostuvo el subsecretario, para quien la palabra ordenadora en esta nueva etapa de la Conadi es "profesionalización", que seguirá adelante vía concursos públicos.

En todo caso, sostuvo que cualquier ajuste, "pasa por una conversación con ellos y no debiera ser traumático".

La ambiciosa tarea

El nuevo Jefe de Programa abordará uno de los problemas más sensibles de la Conadi: que la costosa entrega de tierras no ha logrado solucionar el problema de pobreza del mundo mapuche.

El diagnóstico es claro. Quienes reciben las tierras no tienen capacidad económica ni conocimientos para explotarlas.

El asunto es más grave si se considera que el presupuesto anual de la corporación alcanza a un poco más de 20 mil millones de pesos. De ellos, 14 mil millones, más una glosa autorizada para endeudamiento de 3 mil o 4 mil millones, se destinan a la compra de tierras y a solucionar los problemas de agua, con lo que los fondos de Desarrollo y Cultura y Educación quedan claramente reducidos.
El equilibrio, entonces, entre la entrega de tierras, recursos para el desarrollo productivo de éstas y programas en educación y capacitación, para romper el círculo vicioso de la pobreza, es una de las tareas del nuevo Jefe de Programa.

Andrade informó que el Fondo de Tierras ya está priorizado y ordenado y va a significar beneficios para unas 25 o 30 comunidades de las regiones Octava, Novena y Décima.

"No hemos dado a conocer el listado, porque la ley - que no es expropiatoria sino que combina el reconocimiento de los derechos ancestrales con el de los dueños actuales- obliga a negociaciones donde siempre hay riesgos de especulación", dijo.

Andrade conversó con El Mercurio desde Washington, donde participó junto a Aucán Huilcamán en una reunión de la OEA sobre el asunto indígena. Regresó anoche a Santiago y hoy se reunirá por primera vez con el nuevo director de la Conadi, Aroldo Cayún, quien reemplazó a Edgardo Lienlaf.


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P