Santiago de Chile, Miércoles 20 de Marzo de 2002

CONFLICTO INDÍGENA:
Lagos anuncia castigo a los autores de tomas de predios

Mario Gálvez

MARIO GÁLVEZ

Treinta indígenas de la comunidad Pantano Antapi, de Traiguén, IX Región, bloquearon el acceso al fundo Santa Clara durante nueve horas.

Junto con anunciar la reestructuración de la Conadi, el Presidente Ricardo Lagos hizo ayer una severa advertencia a quienes presionen a las autoridades mediante el uso de la violencia, la fuerza y las "tomas" de predios.

Al respecto, el gobernante advirtió a aquellas personas que caigan en este tipo de anormalidades: "Como Presidente de la República quiero decir que perderán todo lo que han avanzado".

Fue enfático en establecer que la política de entrega de tierras del Gobierno "que entiende como un proceso de reconocimiento a una situación que es importante resolver", dijo, debe hacerse mediante el diálogo y no por la fuerza.

De esta manera, el Ejecutivo pretende desincentivar y sofocar los brotes violentistas por parte de algunas comunidades mapuches, que en los últimos meses han actuado en la Araucanía.

Lagos busca insuflar una nueva fuerza sobre la base de cambios estructurales, a la criticada Conadi, que enfrenta duros cuestionamientos incluso desde sectores de la Concertación por la supuesta existencia de actos corrupción en la adquisición de terrenos.

El gobernante dijo, también, que frente al agudo conflicto que existe en el sur del país entre comuneros indígenas y dueños de predios, no se puede hablar de terrorismo.

"Una cosa es aplicar la ley por la quema de un camión o algún destrozo en particular, pero de ahí a decir que hay terrorismo en esa zona del país hay una larga distancia. El Gobierno sabe cuando hay que aplicar una ley y de la forma que lo hace. Pero no por eso vamos a hacer deducciones en otros sentidos" indicó el Mandatario.

El Jefe de Estado hizo tal advertencia tras anunciar el nombramiento de Jaime Andrade (PS) como nuevo Coordinador Ejecutivo de Programas y Políticas para el Conflicto Indígena, quien tendrá la misión de aunar criterios para cumplir con las expectativas presidenciales.

Sus atribuciones estarán sobre el director de la Comisión Nacional de Desarrollo Indígena.

Aportes económicos

En lo económico, el Presidente adelantó que la próxima semana entregarán detalles de una serie de proyectos por un monto de US$ 130 millones que favorecerán a 650 de las 3.000 comunidades mapuches.

Estos recursos corresponden a US$ 80 millones aportados por el Banco Interamericano de Desarrollo y a US$ 50 millones procedentes del Gobierno.

En lo institucional, Lagos dijo que reimpulsarán con fuerza la modificación constitucional de reconocimiento de los pueblos indígenas y la ratificación del convenio 169, promovido por la Organización Internacional del Trabajo.

¿Nuevo pacto social?

El subsecretario de Planificación y recién designado Coordinador Ejecutivo de Políticas y Programas de los Pueblos Indígenas, Jaime Andrade, sostuvo ayer que debería ser revisado el denominado Acuerdo de Nueva Imperial, que el entonces candidato presidencial Patricio Aylwin suscribió en diciembre de 1989 con diversas organizaciones autóctonas.

No es improbable, dijo, que la Comisión de Verdad Histórica y Nuevo Trato, que debe culminar su labor próximamente, concluya con un nuevo pacto social con las comunidades de las diversas etnias. Afirmó que su tarea principal se encaminará a reimpulsar dicha comisión.

Anunció que la semana próxima dará a conocer el programa relacionado con el préstamo que otorgará el Banco Interamericano de Desarrollo, que consulta US$ 130 millones concentrados en las 44 comunas con mayor población indígena y mayores indicadores de pobreza.

Al preguntarle si su nuevo cargo se crea por un deficiente trabajo de la Conadi, puntualizó que esta materia con el paso de los años se ha complejizado.

"La demanda indígena no es una reivindicación nacional solamente, ya que el tema avanza a nivel internacional, la realidad con la cual lo enfrentamos es muy distinta a la de hace diez años".

Al indicarle que da la sensación de que los acontecimientos vividos en la zona mapuche precipitaron su nombramiento, Andrade respondió que la violencia es sólo una dimensión. Y aunque dijo que la idea no es minimizarla o maximizarla, reconoce que es un componente del problema.


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P