Santiago de Chile, Miércoles 20 de Marzo de 2002

Analistas cuestionan la política indígena

Diversas opiniones han surgido a raíz de las nuevas medidas del Gobierno respecto del conflicto mapuche, sobre todo luego de la designación del subsecretario de Mideplan, Jaime Andrade, como Coordinador Ejecutivo de Políticas y Programas Indígenas.

Para el abogado e investigador del programa político del Instituto Libertad y Desarrollo, Ignacio Illanes, el perfil que el Ejecutivo ha dado al conflicto es incorrecto, puesto que la entrega de terrenos no es lo más apropiado para comunidades que siempre han sido discriminadas y que carecen de educación.

Para él, las limitaciones que la misma ley indígena impone a la venta de terrenos ha generado una suerte de "sistema de tomas que trae aparejada la corrupción que ya hemos visto", asegura.

La solución pasaría entonces por un esfuerzo del Estado por invertir en capital humano, tanto en educación como en fuentes de trabajo para las comunidades indígenas.

Sin embargo, afirma Illanes, el hecho de que a pesar de la fertilidad de sus territorios, la Novena Región sea una de las más pobres del país, demuestra que la entrega de tierras no soluciona la pobreza de las comunidades.

Luego, realizar esfuerzos por mejorar el nivel de escolaridad de los integrantes de las diversas etnias sería una de las bases de la recuperación del sector.

Esto, según Illanes, facilitaría el respeto por el estado de derecho en la zona del conflicto, que ya ha mostrado un descenso en los niveles de inversión.

Gobierno desorientado

Respecto al impacto político de los cambios realizados por el Gobierno, el abogado del LyD opina que el efecto será negativo, ya que afirmar que todo está en calma y nombrar nuevos coordinadores con atribuciones especiales es una señal contradictoria.

Además, "la designación de un coordinador demuestra que el Ejecutivo está desorientado en este tema porque para algo existen la Conadi y Mideplan", sostiene.

En tanto, a juicio del profesor de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile Mario Orellana el tema de los pueblos originarios no está siendo tratado bien por las autoridades.

Para él, la complejidad social y cultural involucrada en el tema debería llevar al Ejecutivo a solicitar la opinión de especialistas y conocedores de las etnias aborígenes.

"Debería existir alguna comisión especializada que, rápidamente, teniendo gente que sabe del tema, pudiese recomendarle al Gobierno algunas medidas", sostiene Orellana.


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P