ELMERCURIO.COM
Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Ministra de Mideplan
Clarisa Hardy: "Soy judía y se ha insultado memoria de mi familia"

Viernes 8 de diciembre de 2006

La ministra Hardy dijo que espera disculpas públicas del consejero Huirilef ante la gravedad de las ofensas en su contra.Foto:MARIO QUILODRÁN

Replicó a consejero mapuche de Conadi que la tildó de racista.


IVÁN FREDES

TEMUCO.- "Soy judía. Mis abuelos tuvieron que emigrar por las persecuciones a los judíos. Es el insulto más grave que me pueden haber conferido. Es una parte de mi biografía que no quería decir (...) Provengo de una familia que tuvo que salir escapando de las persecuciones nazis y, por lo tanto, lo que ha hecho él es un insulto a la memoria de mi familia".

Así reaccionó la ministra de Planificación, antropóloga Clarisa Hardy, ante el calificativo de "racista" que le endilgara el consejero de la Conadi Hilario Huirilef (PPD). Afectada, ella confesó que este tipo de opiniones son un agravio grave, inaceptable, discriminatorio e intolerante.

Huirilef, uno de los ocho consejeros indígenas electos de la Conadi -otros ocho representan al Gobierno-, la declaró "persona no grata" cuando Hardy visitó ayer la Araucanía para el lanzamiento de la nueva ficha CAS, en Pitrufquén, y encabezar la constitución de una mesa de trabajo entre la Conadi y el gobierno regional para coordinar las políticas indígenas.

El consejero mapuche llegó hasta la Intendencia de la IX Región junto al también consejero José Santos Millao (PS), para rechazar la designación de Alberto Parra como director de la Conadi, por no tener ascendencia indígena. "Ella es una ministra absolutamente racista, absolutamente. Puede ser porque ella proviene del mundo de la izquierda del barrio alto, y conoce a los mapuches sólo por libros", sostuvo Huirilef, poco antes de llegar la secretaria de Estado.

Hardy no quiso abundar en la polémica, priorizando lo sustantivo de las políticas indígenas, no lo adjetivo a ello. Ante la insistencia periodística, recordó haber estado nueve años exiliada en México, donde como antropóloga trabajó con comunidades agrarias indígenas, de las que sus testimonios de agradecimiento son su mejor recuerdo.

Dijo que lo hecho por Huirilef revela su intolerancia, que no es la que ella ha tenido con él cada vez que han conversado, por lo que ahora espera sus disculpas.


Términos y Condiciones de la información
© El Mercurio S.A.P