ELMERCURIO.COM
Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Dramática partida en la frontera:

Pobladores de Futaleufú son evacuados por Argentina

Miércoles 7 de mayo de 2008

merc080507

Por el paso de Río Grande ingresó a territorio argentino la caravana de buses con chilenos evacuados de Futaleufú. Foto:MARIO QUILODRÁN

Sólo hubo espacio para lágrimas en el masivo abandono del poblado. Recorren unos 700 kilómetros hasta Puyehue.


IVÁN FREDES

FUTALEUFÚ.– La tristeza inundó el ambiente. Hubo lágrimas, grises, cenicientas. Besos y abrazos que se prolongaban. Rostros tristes pegados a las ventanas de los buses, como queriendo quedarse. Después, cruzando la frontera, invadió el desconsuelo.

Así fue de dramática la despedida de 250 habitantes de esta localidad. Dejaban su querido terruño para llegar a Chile por territorio argentino, sin tener muy claro cuándo habría otra vez normalidad.

Al despuntar el alba subieron a los seis buses que los trasladaron al paso Puyehue, rumbo a Osorno y Puerto Montt, en una travesía internacional de ¡700 kilómetros! Atrás dejan un volcán que transformó sus sueños en pesadillas.

En Futaleufú ("río grande" en lengua mapuche), de sus 1.826 habitantes quedaron apenas 80 en el sector urbano y otros 200 en sectores rurales. Otros 50 entre carabineros, funcionarios municipales y de salud. No se ven adultos mayores ni niños.

Para hoy se anunció el arribo a esta ciudad y Palena del general director de Carabineros, José Bernales, en visita inspectiva a las unidades policiales.

La única sucursal de BancoEstado cerró sus puertas y el cajero automático agotó sus reservas. Tampoco funcionan las tres únicas panaderías. Sólo dos almacenes permanecen abiertos.

Se agregan la falta de agua potable, permanentes cortes del suministro eléctrico y la lluvia de cenizas, que continúa cayendo sin cesar, incluso con lluvia, que la transforma en barro.

Hubo quejas y molestias en la partida por no tener conectividad por territorio nacional, lo que llevan décadas esperando. La evacuación masiva por la erupción volcánica desarraigó de un día para otro a miles de habitantes de Chaitén y Futaleufú.

Mirna Sáez (30), garzona, viajó con su hijo Michel Morales en la caravana de buses. Sentía temor e incertidumbre por el futuro. "No sabemos dónde vamos. Me voy por el niño, mi esposo queda acá. Si se pone más feo, tendrá que emigrar".

Andrea Pinilla (39), dueña de la paquetería "Andrea", viajó con sus hijos de 14, 11 y 5 años. "Me voy por los niños. En el pueblo quedó mi esposo, mi papá y un hermano. Tengo mucha pena, porque cuesta mucho dejar tus cosas, tu trabajo de tanto tiempo, de dejar lo logrado. Me gustaría que Chile tuviera conectividad por Chaitén, como lo hemos pedido por tantos años".

El empresario turístico Adrei Gallardo (34) deja la empresa familiar de turismo aventura. "Nos quedaremos en Esquel y vendremos periódicamente a ver nuestras cosas y alimentar a nuestra perra, que queda cuidando la casa". Viaja con su esposa, sus dos hijas, sus padres y un tío.


>>Decisiones que comprometen un modo de vida

Silvia Andrade (42)

"Me quedo en Futaleufú con mi marido y mi hijo mayor. Vamos a dar la pelea por nuestros animales. Nos quedaremos hasta no poder respirar".

Tomás Melinao (72)

"Nos vemos obligados a abandonar nuestro terruño. Como cantautor tengo canciones del volcán. Ahora haré una sobre lo que nos pasó".

Romilda Navarro (59).

"Siento una pena muy grande de dejar mi casa botada. Será lo que Dios diga. Estos días han sido muy difíciles, pero estoy resignada a lo que pase".

Ximena Montecinos

"Nos vamos mis padres y mis sobrinos. En los últimos días no pude dormir nada. Estoy muy triste porque dejo mi casa y mi perro".