viernes 8 de febrero de 2002

Reunión en Alto Biobío
Entregan paquete de medidas a pehuenches

La contratación de trabajadores pehuenches en las faenas de la central Ralco, la puesta en marcha de proyectos de infraestructura (electrificación y sedes comunitarias) y la destinación de un aporte global de hasta 130 millones de pesos para financiar actividades productivas, figuran en el paquete de soluciones planteado ayer por la Gobernación de Biobío a los indígenas representantes de las comunidades pehuenches indirectamente afectadas por la construcción de la central Ralco, en Alto Biobío.

El paquete de medidas, expuesto por el gobernador Esteban Krause, incluye aportes del gobierno. Dichas medidas de orden social y productivo, deben ponerse en marcha en el primer semestre de este año y se suman a otras para el mediano y largo plazo.

La presentación de las propuestas fue realizada en un encuentro sostenido en el sector de El Avellano, distante 20 kilómetros al oriente de la localidad de Ralco, a raíz de las protestas efectuadas por familias indígenas hace algunas semanas que reclamaban el incumplimiento del protocolo de acuerdo suscrito en septiembre de 1998 entre el gobierno y Endesa, para beneficiar a 185 familias cuyos terrenos no serán inundados por la puesta en marcha del megaproyecto hidroeléctrico pero se encuentran dentro de su área de influencia.

A juicio de Krause, la propuesta, en general, les pareció bien. ''Siempre hay personas que quieren obtener todo lo que piden pero eso no lo podemos realizar''. Para la autoridad, se trató de ''una propuesta, real, concreta y con tiempo definidos que entusiasmó a gran parte de la comunidad''.

Reconoció que hay materias que no están siendo contestadas ''porque no son atendibles, como los sueldos vitalicios para las mujeres y la tercera edad, y la electricidad gratis para todas las familias. Es imposible acceder a peticiones de ese tipo porque ningún chileno las tiene, porque no se puede''.

El gobernador precisó que los dirigentes pehuenches quedaron con la responsabilidad de entregar las nóminas con las familias que serían beneficiarias, después de lo cual ''ellos tienen que decirnos cuándo comenzamos a trabajar''.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.