lunes 11 de febrero de 2002

En Alto Biobío
Fuego está a 4 kmts de campamento de Endesa

A tan sólo cuatro kilómetros de uno de los campamentos de la Central Ralco se encuentra el fuego del incendio Vilucura en Alto Biobío. El siniestro coloca en riesgo las plantas chancadoras de la Central Ralco, campamento que permite hacer la mezcla de concreto que servirá para la futura cortina de la nueva presa de Endesa.

El siniestro comenzó hace ya 10 días y según Conaf, al igual que el incendio de Quepuca Ralco, se habría iniciado por un rayo que cayó en una tormenta eléctrica que azotó Alto Biobío los primeros días de febrero.

En las últimas horas el fuego ha consumido más de 350 hectáreas de araucarias y robles, avanzando progresivamente con el viento reinante. Según las últimas informaciones proporcionadas por Conaf, el incendio avanzó tres kilómetros en tan sólo un par de días.

El riesgo de que el fuego alcance las instalaciones es bastante alto debido a que las abundantes y pronunciadas quebradas del lugar y el tupidol bosque nativo, hacen imposible que llegue personal al foco principal del siniestro.

Según Luis Valenzuela, jefe del manejo del fuego de Conaf regional, ''personal de Endesa, en conjunto con técnicos de Conaf atravesaron al lado sur del río Biobío, para hacer cortafuegos y guiar el corte de coigües y maleza en lugares que permitan el aterrizaje de helicópteros con personal de la corporación''.

En cuanto al incendio de Quepuca Ralco, distante 10 kms del anterior, el siniestro se encuentra controlado en un 80 por ciento. En el lugar, personal de Conaf ya ha construido más de 15 kilómetros de cortafuegos, lo que hace pensar que hoy o mañana, de continuar la estabilidad climática, podría controlarse el incendio mediante un rodeo total del foco de fuego.

Por otro lado, en el resto de la región la situación ha estado tranquila, desarrollándose tan sólo tres pequeños focos que, en conjunto, no alcanzaron a quemar una hectárea de pastizales.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.