jueves 7 de marzo de 2002

 
 
 
 

Tensa calma en Alto Biobío
Violencia amedrenta a trabajadores de Ralco

Atemorizados por el clima de violencia que se vive en el Alto Biobío se encuentran los trabajadores que participan en las diferentes faenas de construcción de la central Ralco.

Así lo indicaron choferes de las empresas constructoras y contratistas de Endesa, quienes por este mismo temor prefirieron entregar sus nombres.

Explicaron que los opositores a Ralco les piden constantemente colaboración para algunas de sus acciones de protestas bajo veladas amenazas de apremios ilegítimos.

Es así como el martes, en los incidentes más violentos registrados en el último tiempo en el área, el grupo liderado por María Curriao, se tomó uno de los campamentos de CCA y obligó a los trabajadores que allí estaban a cooperar, principalmente recolectando piedras. Si no lo hacíamos, dijeron algunos de los operarios, iban a quemar el campamento y las dependencias que habitamos.

Por otro lado, Carabineros informó que ''descabezó'' a la comunidad Ralco Lepoy, que protaganizó la toma del camino público y donde resultó quemado uno de los camiones de la empresa CCA. El martes en la noche y como parte del operativo de desalojó, efectivos policiales allanaron las viviendas de los principales líderes pehuenches siendo detenida María Curriao, quien junto a los otros 54 detenidos quedó a disposición de la Fiscalía Militar de Chillán.

En tanto, en Concepción, el intendente Jaime Tohá afirmó que ''vamos a garantizar que el proyecto (Ralco) se ejecute de acuerdo a lo que está planificado porque el país lo necesita''.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.