martes 12 de marzo de 2002

Ocho sometidos a proceso
En libertad 43 pehuenches

En la tarde de ayer fueron puestos en libertad bajo fianza los 43 pehuenches que aún permanecían recluidos en Chillán a raíz de los enfrentamientos de la semana pasada en Ralco, Alto Biobío. De este grupo, sin embargo, ocho serán sometidos a proceso.

Tras cumplir cinco días privados de libertad en la Cárcel de Hombres y en el Centro de Orientación Femenina de la capital de Ñuble, el fiscal militar Iván Santibáñez decidió poner en libertad a los comuneros pehuenches, sometiendo a proceso a ocho de ellos por maltrato de obras a carabineros y lesiones leves. Siete de ellos, dijo, son hombres, en tanto que la única mujer para quien se iniciará un juicio es la dirigente María Curriao. Santibañez agregó que los incidentes del martes pasado dejaron a veinte carabineros heridos, además de considerables daños a la propiedad privada.

El fiscal añadió que continuará con los interrogatorios a carabineros pues la investigación la llevará en ambos sentidos, sin descartar que la policía uniformada haya incurrido en violencia excesiva.

En tanto en Alto Biobío el ambiente ayer era de relativa calma, ya sin los dirigentes que visitaron el área el fin de semana. El regreso de los pehuenches liberados en Chillán se espera para esta tarde.

El transporte del transformador de Endesa, que el domingo avanzó 2 kilómetros con fuerte vigilancia policial, se mantiene estacionado en la Central Pangue, en espera de algunos ajustes técnicos para continuar subiendo hacia la central hidroeléctrica Ralco en construcción.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.