miércoles 13 de marzo de 2002


 



Atraso de compromiso con pehuenches
Gobierno priorizó otros problemas

El atraso en el cumplimiento del protocolo de acuerdo con las comunidades pehuenches de Ralco Lepoy y Quepuca Ralco, firmado en 1998, se debió a un factor de prioridad en el uso de los recursos estatales.

Así lo reconoció el gobernador de Biobío, Esteban Kruase, quien ayer entregó el cronograma de ejecución de los proyectos y que en su gran mayoría comenzarán en el transcurso del segundo semestre de este año.

La autoridad explicó que ''en el Alto Biobío existen 12 comunidades y no sólo Ralco Lepoy y Quepuca Ralco'' y en ese sentido los recursos se han focalizado de acuerdo a las necesidades de cada una de las organizaciones.

''Lo ideal para el gobierno es acceder a todas las peticiones, pero hay sectores muy pobres y nuestro rol subsidiario se ha ido concentrando en estos puntos también'' precisó.

Agregó que en los últimos años se han hecho inversiones en la zona cordillerana en beneficio de todos sus habitantes y como ejemplo mencionó el plan de absorción de mano de obra que en 2001 implicó recursos por más de 200 millones de pesos.

Por otra parte, explicó, el gobierno ha querido extender los beneficios del protocolo a todas las comunidades del Alto Biobío, lo que significa otros tiempos de planifiación, así por ejemplo la electrificación rural no sólo beneficiará a Ralco Lepoy y Quepuca Ralco, sino que también al resto de los habitantes del área.

Añadió que en estos temas y en el establecimiento del cronograma de ejecución de los proyectos, incluidos en el protocolo, hubo participación de las comunidades ''y ellos sabían desde enero los plazos establecidos''.

Krause expresó que ''hay un grupo de dirigentes que en definitiva no quieren la solución al problema''. Sostuvo que se trata de la directiva de Quepuca Ralco encabezada por María Curriao y que protagonizó el violento enfrentamiento con Carabienros la semana pasada.

Sostuvo que existen peticiones adicionales al protocolo que ''son imposibles de cumplir''. Por ejemplo, señaló, el sueldo vitalicio para mujeres pehuenches y el suministro gratuito de electricidad. Respecto al primer punto, aclaró el gobernador de Biobío, el gobierno propuso revisar los beneficios asistenciales, teniendo claro que no es posible acceder a esa solicitud. El segundo se trata de una condición fuera de la ley, ya que ningún chileno tiene un beneficio de ese tipo.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.