jueves 14 de marzo de 2002

Denuncia de dirigente pehuenche
El presidente de la Asociación de Loncos del Alto Biobío Sergio Pellao reconoció ayer que ''Peñis (nombre usado por mapuches o pehuenches) de otras regiones han incitado los hechos violentos del Alto Biobío''. El dirigente hizo esta afirmación en una ceremonia sobre salud intercultural en la que estuvieron el intentende Jaime Tohá y dirigentes indígenas de Arauco.

Sergio Pellao no quiso individualizar a estos incitadores, pero agregó que también son responsables de algunas divisiones al interior de las organizaciones.

Precisó que en el actual clima de violencia y represión es difícil dialogar con el gobierno, pero insistió en la necesidad de avanzar en los temas que permitan mejorar la calidad de vida de las comunidades.

Por otro lado, en Santiago, Aucán Huilcamán expresó su propósito de explicar a representantes de todos los gobiernos de América los problemas mapuches, por qué se oponen a la construcción de la Central Ralco y cómo funciona la Conadi.

El máximo dirigente del Consejo de Todas las Tierras viajó antenoche para asistir a la reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) que prepara la declaración sobre Derechos de los Pueblos Indígenas Americanos.

También precisó que manifestará su ''rechazo a expresiones como las de Correa Sutil'', refiriéndose a recientes declaraciones del subsecretario del Interior, quien calificó de cobardes a los activistas encapuchados que han participado en los incidentes registrados en el sur del país.

Señaló que en su exposición se referirá a la construcción de la represa Ralco, a la Conadi -que dijo ''representa los intereses del Estado y no de los indígenas''-, y a una reciente inserción de prensa realizada por siete gremios afiliados a la Confederación de la Producción y el Comercio con una lista de 599 atentados de grupos violentistas, presumiblementes indígenas en el sur chileno.

Entre los contactos de Huilcamán en Washington se cuenta el secretario general de la OEA, César Gaviria, y su círculo más cercano.

En tanto, el subsecretario del Interior, Jorge Correa Sutil, consultado sobre la acusación que pretende realizar Aucán Huilcamán, ante las organizaciones internacionales de derechos humanos por atropellos al pueblo mapuche, indicó que ello es legítimo, pero que el gobierno no cederá a presiones ni actos violentistas.

''En lo que al gobierno atañe nunca una construcción de una central hidroeléctrica ni los créditos universitarios ni los subsidios habitacionales o la entrega de tierras van a ser decididos o distribuidos sobre la base de quien tira más piedras o pone más bombas molotov'', dijo. Añadió que el Estado va a tomar dichas decisiones a base de antecedentes objetivos y méritos.

Además, comentó que la existencia de un grupo paramilitar en el sur ''no pasa de ser un llamado anónimo de origen desconocido a una radio y eso es todo lo que en este momento existe. Naturalmente el gobierno está investigando este hecho y continuará haciéndolo para llevar la calma a la poblacion''. Aclaró que no existe una situación de alerta.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.