viernes 15 de marzo de 2002


 



De Chile Chico a la Conadi

Aroldo Cayún, nació en Chile Chico, Undécima Región, donde todavía viven sus padres y sus seis hermanos. Casado, cuatro hijos, abogado y militante radical, asumió el cargo de director nacional de la Conadi el martes pasado en reemplazo de Edgardo Lienlaf. La corta historia de esa corporación está llena de hechos polémicos que proyectan de ella una imagen complicada en lo externo y en lo interno. Cayun ríe cuando se le recuerda el episodio en que uno de sus antecesores fue objeto de agresión con tazas y cabezazos por parte de algunas mujeres mapuches. Reconoce que tuvo una relación distante con Lienlaf su antecesor inmediato, quien lo fue a esperar al aeropuerto de Temuco, cuando viajó de Santiago a hacerse cargo de su puesto.

De voz bien timbrada, microfónica, Aroldo (''mi nombre se escribe sin hache''), cuenta que nació el 5 de diciembre de 1957 en la ciudad limítrofe de la Undécima Región. Estudió primero Historia y Geografía en la Universidad de Chile y luego derivó a la carrera de Derecho. Esos años no fueron fáciles, para él, nacido en el sur austral, en otra cultura, con otras costumbres, lejos de su familia. Desde que era estudiante, en 1979, está en el movimiento indígena. ''Este momento yo lo he esperado durante muchos años, quiero hacer un pequeño aporte a la vía institucional''. Trasladará su domicilio de Santiago a Temuco donde está la oficina central de la Conadi. De su cultura, conserva ''el amor por mi pueblo y por la tierra'', aunque otros aspectos se ''van debilitando con la vida en la ciudad''.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.