sábado 16 de marzo de 2002

Justicia dirimirá conflictos
Advertencia de Lagos a violentistas

El Presidente Ricardo Lagos advirtió ayer que su gobierno actuará ''con mucha dureza'' si persiste la violencia atribuida a las comunidades indígenas del sur del país que reclaman tierras y se oponen a la construcción de la central hidroeléctrica Ralco. Junto con enfatizar que no aceptará el uso de la violencia como instrumento de presión en el conflicto mapuche, desestimó la existencia de grupos militares en la zona. ''Estamos investigando, pero eso no existe. Y mientras no se compruebe, no podemos actuar sobre eso'', señaló.

''Lo importante es que no puede haber violencia en Chile, de ninguna naturaleza, en ningún ámbito, y si la hay el Gobierno va actuar con mucha dureza. Los gobiernos tienen la obligación de escuchar y abrirse, pero dentro de las normas del Estado de Derecho y del respeto de unos a otros. Cuando se pierde el respeto, se entra en un camino del cual es muy difícil salir. Sería un profundo error que se confundiera el deseo del gobierno de poder escuchar con una mano blanda frente a las tareas que hay que hacer. Frente a estos hechos es muy importante que se aplique la justicia. Hay personas que están siendo procesadas y es como nos entendemos. La justicia no la hace el gobierno, sino los tribunales de justicia''. manifestó.

''Podemos tener muchas discrepancias en Chile, pero tenemos que aprender que lo que nos permite tener una sociedad ordenada hoy en el mundo es la capacidad de diálogo'', agregó.

Lagos formuló sus declaraciones 10 días después de los violentos disturbios que culminaron con 55 detenidos y dos camiones incendiados, cuando grupos pehuenches se enfrentaron con Carabineros en el Alto Biobío. Estos grupos bloquearon en esa oportunidad la carretera para impedir el paso de un generador eléctrico de 225 toneladas, que en los próximos días debe llegar hasta la futura central Ralco.

''La violencia terrorista está poniendo en peligro el estado de derecho y las inversiones'', reiteró, por su parte, el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Andrés Santa Cruz, que hace dos días lanzó una advertencia similar al referirse a los disturbios.

Santa Cruz se reunió en La Moneda con el ministro del Interior, José Miguel Insulza, para examinar los alcances de la tensión indígena en las regiones de Biobío y la Araucanía, con ocupaciones de tierras y disturbios con la Policía.

Dentro de este análisis, el dirigente empresarial negó la existencia de un comando paramilitar -denominado Trizano- organizado para reprimir las protestas y manifestaciones de los mapuches, que calificó de ''una falacia''.

''Eso es una ficción, un invento. No existe ningún antecedente al respecto y no nos podemos hacer eco de cosas imaginarias'', agregó Santa Cruz, en declaraciones que coincidieron con la visión del titular de la cartera de Interior.

''Yo, como ministro encargado de los temas de seguridad pública, les puedo asegurar que no tenemos evidencias'' sobre la existencia del comando, dijo el ministro Insulza, ante consultas de la prensa.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.