domingo 12 de mayo de 2002
Aseguró abogado Enrique Srappung
Violentistas atemorizan 
la zona de Arauco
  • Por su parte, el abogado Pablo Ortega dijo que la Corte Marcial deberá pronunciarse por la "irregular detención" de Héctor Llaitul, quien permanece en la cárcel de Lebu.
      El abogado patrocinante de las querellas interpuestas por los conductores Antonio Boissier Cruces y Antonio Boisier Toro en Cañete, Enrique Stappung, aseguró que en la Octava y Novena regiones está operando un grupo que se ha asociado para amedrentar a las personas que trabajan en el campo o que prestan servicios en esa área.
      "El atentado a los Boissier no es un hecho aislado", dijo, y tanto allá como acá se han producido quemas de predios, de camiones y fundos, pero desde Santiago todo se advierte muy romántico y se sigue favoreciendo a los mapuches en desmedro de gente pobre o que vive de su trabajo, acotó.
      Stappung, de Temuco, pidió al tribunal de Cañete aplicar la Ley de Conductas Terroristas a quienes resulten responsables del atentado a los choferes Boissier cruces y Bossier Toro, porque "esta asociación que se ha formado tiende a amedrentar a una parte de la población que vive en el campo, a las empresas forestales y a la gente que trabaja o presta servicios para ellos", como ocurrió con sus representados, emboscados por un grupo de seis encapuchados y uno de los cuales, según lo identificó en una ronda de reconocimiento Antonio Boissier Toro, sería Héctor Llaitul Carillanca, quien se encuentra detenido en Lebu.
      Mientras, el abogado Pablo Ortega dijo que la irregular detención de Héctor Llaitul, "es un retroceso antidemocrático y la Corte Marcial deberá analizar y pronunciarse sobre esta situación". Llaitul fue detenido por carabineros y siete horas después, de acuerdo a los antecedentes que recabó en la fiscalía militar de Lebu, agregó, se dictó orden de detención para justificar la previa detención.
      En favor de Llaitul, se presentó un recurso de amparo ante la Corte Marcial de Santiago y en la fiscalía militar de Lebu, Ortega pidió la libertad incondicional.
      El profesional insistió en que Llaitul no tiene responsabilidad en la emboscada a los conductores Boissier y en el caso del incendio en Lleu Lleu ni siquiera está inculpado. "A pesar de los montajes que se hacen en contra de los mapuches, confiamos plenamente en la investigación de los tribunales", dijo.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.