martes 28 de mayo de 2002
Transacción a través de Conadi
Forestal Arauco venderá 
predios a comunidades
  • La empresa decidió traspasar dos terrenos en Tirúa y Contulmo. Lafquenches consideran estos lugares como "tierra sagrada". 
  • Mañana se reunirán en Cañete dirigentes de estas comunidades con Mideplan y la Conadi para revisar los avances en esta materia.
      Mientras en la Novena Región una empresa forestal decidió vender un fundo (Alaska) debido a los constantes atentados de que eran víctimas, en la provincia de Arauco se intenta un proceso de negociación en el cual participan algunas empresas, comunidades y gobierno.

      En la región, la situación no es menos complicada que en la zona de Malleco, y de hecho se han producido atentados a camiones forestales y predios privados. No obstante, todos los actores involucrados han expresado la voluntad de hacer todos los esfuerzos para buscar y llegar a acuerdos a pesar de los hechos puntuales de violencia.

      Es en este marco que Forestal Arauco, a través de su representante, Jorge Serón Ferre, confirmó que está dispuesta a transferir dos predios a las comunidades Anillén y del Valle de Elicura, en Tirúa Sur y Contulmo, que reclaman como tierra sagrada, si es que la Conadi determina que ellas son merecedoras de ese traspaso.

      Se trata de un predio de 250 hectáreas, parte del fundo Los Ajos (mil 250 hectáreas) y de otro, de 200 hectáreas, que corresponde al cerro sagrado Tren Tren. Estas tierras forman parte de un catastro de otras 14, de distintas superficie que, desde 1999, reclama el movimiento lafquenche y, en al menos diez, las conversaciones para su traspaso estarían bastante avanzadas, según expresó el sociólogo y dirigente Luis Llanquilef Renequeo.

      "Cada vez que las comunidades nos han planteado sus inquietudes por tierras que corresponden a rituales religiosos o de otra índole nos hemos sentado a conversar y a buscar una solución, pero no opinamos ni damos recomendaciones respecto de cómo actuar a otras compañías", dijo Serón Ferre.

      La compañía es propietaria de 250 mil hectáreas de tierra entre la Octava y Novena regiones y de ellas 170 mil son plantaciones de pino y eucalipto.

      "No estamos actuando por presión ni estamos pensando en desaparecer de la actividad forestal, pero hemos logrado entender el problema; queremos generar soluciones y no provocar mayores conflictos", explicó el ejecutivo. Precisó que han accedido a alternativas de solución, pese a reiterados incendios, alrededor de veinte en uno de los predios, porque los planteamientos del jefe de la comunidad Anillén, Teodoro Huenumán, "ha sido serio y formulado con mucho respeto". 

      El empresario señaló también que, en Arauco, las diferencias existentes con las comunidades mapuches "no tienen ni la connotación ni el estilo" de lo que acontece en la provincia de Malleco.

      El dirigente Luis Llanquilef anticipó que mañana se reunirán con personeros del Ministerio de Planificación y de la Conadi, en Cañete, para revisar "el avance" del documento Tierras Lafquenches en Conflicto que presentaran a las autoridades en noviembre de 2001. Llanquilef estimó que en junio, la Conadi podría iniciar el proceso de compra de tierras.


 
 


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.