martes 11 de junio de 2002
No hubo desalojo
Pehuenches ocuparon
oficina de gobierno
      En forma pacífica terminó ayer la toma de la sede regional del programa Orígenes por parte de un grupo de siete dirigentes pehuenches del Consejo de Loncos del Alto Biobío.
      El vocero del grupo, formado por tres hombres y cuatro mujeres, Felix Tranamil, indicó que la acción la realizaron en protesta por la demora en la elaboración de los proyectos que postularán al fondo que repartirá el programa que tiene el apoyo financiero de un crédito otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo por 80 millones de dolares.
      El dirigente indicó que el atraso de la llegada de los recursos a las comunidades es de un año y medio "y el gobierno ha creado falsas expectativas en la opinión pública".
      Precisó que en las comunidades del Alto Biobío existe descontento, porque las instancias regionales han dado poca participación a los pehuenches.
      Por otra parte, indicó, para hoy lunes se había acordado una reunión en Los Angeles con el coordinador nacional del programa, Felipe Ortega, quien suspendió su visita "sin una razón sería" afirmó Tranamil.
      La solución y el fin de la toma se produjo luego que el coordinador regional del programa Mario González logrará comunicarse con Ortega y acordaron una reunión con el grupo para el 20 de junio en Los Angeles.
      González sostuvo que se ha estado conversando con este grupo que es "bastante minoritario en el Alto Biobío desde hace dos semanas. En Los Angeles creamos un espacio para darles a conocer los detalles del programa y acordamos una capacitación el sábado".
      Puntualizó que el problema surgió porque "ellos querían una reunión este Lunes (ayer) con el Director Ejecutivo del Programa, Felipe Ortega y él no podía venir hasta el jueves". Finalmente la reunión quedó para el 20 de junio.

 


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.