sábado 15 de junio de 2002
Senador y ministro
Visiones opuestas sobre conflicto 
en zona mapuche
  • Senadores y Gobierno tienen diferentes visiones sobre alcances de la violencia en la zona de la Araucanía. El ministro del Interior aseveró que los actos violentistas en esa zona no han empeorado y que la autoridad sigue de cerca las denuncias.
      Evidentes divergencias entre el Gobierno y senadores de la comisión de Constitución quedaron de manifiesto a la hora de evaluar los efectos y alcances de los hechos de violencia registrados en la zona de la Araucanía, en medio de una sesión especial destinada a tratar el conflicto mapuche. Mientras el ministro José Miguel Insulza aseguró que la violencia no ha repuntado, el senador Alberto Espina sostuvo que en la Novena región, el estado de derecho "está debilitado".
      El tema fue tratado en una sesión a la que concurrieron el ministro del Interior y el subsecretario de esa cartera, José Miguel Insulza y Jorge Correa Sutil; el subdirector de la Conadi, Domingo Colicoy y la Fiscal regional del Ministerio Público de la Araucanía, Esmirna Vidal. La oportunidad sirvió para debatir sobre los hechos de violencia perpetrados por desconocidos y por algunos comuneros mapuches en la toma de terrenos, para forzar al Gobierno a la entrega de estos predios.
      El senador Alberto Espina criticó duramente al Ejecutivo y señaló que las acciones violentistas "ameritan que el Gobierno tome una acción más decidida que hasta ahora no ha asumido y que consiste en un trabajo de inteligencia para identificar con claridad cuáles son las agrupaciones que están induciendo a la violencia y los agitadores que incentivan estos actos". El parlamentario de RN afirmó que "en la Araucanía hay en este momento un Estado de derecho debilitado a raíz de la actuación de jueces que, dentro de sus facultades, han sido muy permisivos en dejar libres a personas que son autores de delitos graves y porque no ha habido acuciosidad en la recopilación de información que nos permita saber exactamente cuáles son las organizaciones que están actuando".
      El ministro Insulza respondió tajante que las autoridades han tomado el problema con la importancia que éste tiene y agregó que "la única posibilidad de adoptar nuevas medidas de seguridad ciudadana en la zona, sería aumentar de manera drástica las dotaciones policiales y llegar a una situación de vigilancia permanente de todo el territorio, política que nosotros no vamos a seguir". El secretario de Estado explicó que, contrariamente a lo que afirma el senador Espina, "la entrega de tierras está muy ordenada y, como lo hemos dicho claramente, quien organice tomas y ese tipo de acciones, a partir de ahora no va a ser considerado en el proceso de entrega de tierras".
      Según detalló el ministro Insulza, la adquisición de los predios para las comunidades mapuches no está vinculada a los hechos de violencia que se hayan registrado en la zona en años anteriores.

 


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.