Centro de Documentaciˇn Mapuche Documentation Center
Santiago de Chile, 05 de Marzo del año 2002

Ataque coincide con movilizaciones pehuenches por el traslado de un transformador para la represa Ralco

Emboscan y queman camión en faenas de Ralco

En el hecho actuaron dos individuos encapuchados que portaban armas de fuego con las que efectuaron disparos a aire para intimidar al chofer.
 
 

 
En septiembre del año 
pasado otros dos camiones
(como el que aparece en 
esta foto de archivo) 
y una retroexcavadora
fueron incendiadas
por encapuchados 
en el Alto Biobío.
 (Foto: ALIPIO ORTEGA)
Fabián Alvarez/ Concepción 

Un nuevo ataque incendiario por parte de encapuchados -similar al ocurrido a fines de septiembre pasado- a un camión de una empresa contratista de Endesa que desarrolla trabajos para la construcción de la central hidroeléctrica Ralco, se registró la noche del domingo en el Alto Biobío.

 El hecho se originó a la altura del kilómetro 50 (sector Las Juntas) del camino público que une Ralco con Guayalí, en momentos que la máquina de carga que transportaba material rocoso y guiada por Joaquín Alvear Alegría, de 34 años, circulaba por el área.

 En dicho punto el conductor del camión, perteneciente a la empresa Fe Grande, fue obligado a descender por dos encapuchados armados, quienes efectuaron disparos al aire.

 Según informó Carabineros, tras el amedrentamiento los atacantes rociaron la máquina con combustible, prendiéndole fuego. El camión resultó totalmente quemado. Endesa ayer manifestó que repudia "con firmeza este nuevo ataque ajeno a la manera de proceder de las personas que trabajan y viven en el lugar". La empresa precisó que evalúa si iniciarán acciones legales. A lo anterior, se sumó la Intendencia Regional, cuyo intendente Jaime Tohá, manifestó que "rechazamos y vemos con preocupación hechos delictivos como éste", dijo. Los antecedentes del atentado fueron puestos a disposición del Juzgado del Crimen de Santa Bárbara.

 El atentado, según fuentes de La Moneda, fue calificado por Interior como meramente delictivo, pero pese a ello, se habría enviado a la zona a personal policial especializado.

 Este ataque se suma al registrado a fines de septiembre pasado en el mismo sector, cuando resultaron destruidos por el fuego intencional dos camiones y una retroexcavadora de la misma empresa, tras sufrir una emboscada por parte de seis encapuchados. En la acción, que dejó daños por 360 millones de pesos, resultó con heridas leve Juan Hernández Valenzuela (33). El otro conductor, Santiago Yáñez Zamora (56) salvó ileso.

 Por este hecho la Intendencia Regional, en representación del Ministerior del Interior, se querelló en contra de todos quienes resultaran responsables. Endesa, en tanto, presentó un recurso de protección en donde solicitó una mayor presencia policial permanente en el área. Lo anterior, fue acogido por la Corte de Apelaciones de Concepción, disponiéndose de mayores patrullajes de Carabineros.
 
 

Tenso clima
Este nuevo ataque a maquinaria de carga coincide con las diversas movilizaciones efectuadas por comuneros pehuenches que se oponen al traslado de uno de los dos transformadores que se transportan hasta el sector de la caverna de máquinas de la central hidroeléctrica Ralco. Lo anterior, mantiene a un fuerte contingente policial desplegado en el área del Alto Biobío, al encontrarse el transformador en terrenos de la central Pangue, a unos 20 kilómetros de su destino final. Hasta ayer aún no iniciaba su último recorrido, debido a que se efectuaban ajustes a la plataforma de traslado, con el fin de enfrentar el dificultoso tramo que resta, caracterizados por curvas y fuertes pendientes.

 En tanto, en Concepción, la werquén del Consejo de Autoridades Pehuenches del Alto Biobío, Carmen Paine Tranamil, descartó la participación de pehuenches en este ataque incendiario. A su juicio, el atentado responde a una acción de la propia empresa "para provocar terror y culparnos", dijo.

 Además, la vocera indígena, quien fue detenida la semana pasada durante movilizaciones, denunció un exceso de violencia por parte de Carabineros que custodian el traslado del transformador.

Detectan movimientos de "desconocidos"

Fuentes policiales afirmaron a La Tercera que en las últimas semanas se ha detectado una continua presencia de "caras desconocidas" en el Alto Biobío que estarían apoyando las acciones de los pehuenches que se oponen a la construcción de la central hidroeléctrica Ralco. Ello estaría "complicando la situación de calma en la zona", reconocen las fuentes. Por su parte fuentes de inteligencia policial aseguran que "los grupos de apoyo son menores en cuanto a número de personas... y provienen de zonas más radicalizadas como Tirúa y la Novena Región. Además, se ha reportado la presencia de extranjeros". Uno de éstos últimos es el periodista catalán Marc Serra Torrent, quien desde hace tres meses se encuentra recorriendo las Octava y Novena regiones cubriendo la problemática mapuche. Este fue fiscalizado por Investigaciones, encontrándose que tenía su visa de turista vencida, razón por la cual debe firmar un registro cada dos días en la Sección de Extranjería de policía civil de Los Angeles, hasta conocer la determinación de la Gobernación Provincial de Biobío, la que lo puede multar o expulsar del país. La organización Mapu Domuche Newen, que agrupa entre otras personas a las hermanas Berta y Nicolasa Quintremán, calificó la fiscalización del profesional catalán "como una persecución".


Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.
Derechos reservados COPESA