Centro de Documentaciˇn Mapuche Documentation Center
Santiago de Chile, 24 de Marzo del año 2002
 

Conflicto Indígena


Señor director:
En Chile, cuando se aborda el llamado tema indígena, se tiende a caer en el simplismo coyuntural, que está más caracterizada por actos judiciales y hechos de violencia, que por acciones de diálogo y de entendimiento entre los actores involucrados Con todo, se mantiene en la sociedad una percepción que da cuenta de la conciencia de los chilenos, de que como Estado hemos sido cómplices de las discriminaciones contra las etnias en general y con el pueblo mapuche, en particular, lo que constituye una deuda histórica, que algunos -como el historiador Sergio Villalobos- creen ya superada. Frente a ese afán xenófobo de forzar la historia y la cultura para que todos los chilenos seamos iguales por decreto, la voluntad política de los gobiernos de la Concertación no ha bastado para la resolución de este tema El conflicto indígena, que no es sólo entre Estado e indígenas, sino que es un problema nacional que también involucra al sector privado, no puede agotarse en soluciones administrativas Existen temas pendientes y largamente postergados. Entre éstos la ratificación del Convenio 169 de la OIT, que considera sus prácticas e instituciones tradicionales y propicia, además, la consulta a los pueblos originarios en aquellos temas que los afecten En esa misma situación se encuentra la reforma constitucional que reconoce a los pueblos originarios como parte de la nación chilena, siendo Chile el único país del continente que no lo ha hecho. Lamentablemente en el Senado se ha incorporado el concepto puramente demográfico de poblaciones indígenas. Por ello, es un imperativo moral reponer el concepto de pueblos originarios que otorga a éstos la condición de sujetos de derecho, tal como ocurre en países como Canadá, Noruega y Nueva Zelandia Chile no debe temer a avanzar en esta materia. Chile debe temerle más a no ser capaz de resolver este importante tema político, social y cultural de cara a la conmemoración del Bicentenario de la Independencia. En un mundo globalizado, en que los derechos de personas y pueblos son patrimonio universal, Chile puede y debe dar los pasos necesarios para llegar al 2010 habiendo reconocido su condición de Estadio pluriétnico

Alejandro Navarro B., Diputado PS



LA TERCERA no se responsabiliza por la identidad de los autores de las cartas que publica; se limita a reproducir la que ellos señalan. El diario se reserva el derecho a resumir esas notas, cuyos originales no serán devueltos 

Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.
Derechos reservados COPESA