Centro de Documentaciˇn Mapuche Documentation Center
Santiago de Chile, 08 de Abril del año 2002

La última encuesta Casen indica que quienes están más cerca de estas entidades son los adultos mayores

Sólo el 30% de los chilenos participa activamente en organizaciones sociales

La población concentra su filiación en entidades de carácter religioso, vecinal y deportivo. Para los involucrados en el tema, es la falta de cultura participativa lo que provoca que los jóvenes sean quienes menos se vinculen en este tipo de actividades.


Cecilia Gutiérrez, sociedad@copesa.cl 

De acuerdo a la última encuesta Casen, realizada por el Ministerio de Planificación (Mideplan), el 30% de los chilenos mayores de 12 años participa en alguna organización de carácter social, un porcentaje menor si se considera que en países como Estados Unidos el 50% de la población pertenece a algún tipo de grupo u entidad social de voluntariado.

 En la misma investigación se recalca que quienes participan en este tipo de actividades lo hace preferentemente en organizaciones religiosas (9,1%), juntas de vecinos (7,2%) y clubes deportivos (6,1%). Asimismo, el 10% de quienes declaran pertenecer a estas agrupaciones lo hacen como dirigentes y el 66,4% de los encuestados señala que lo hace en forma habitual y activa.

 Este grado de participación se acentúa en el mundo rural y entre las mujeres, a su vez que el grupo etáreo de la tercera edad es el que presenta mayores porcentajes de integración (36,8%). Como muestra, en el grupo entre 60 y 64 años, el grado de asociación alcanza a un 38,3%.

 Ricardo Fábrega, director de la División de Organizaciones Sociales (DOS), organismo dependiente del Ministerio Secretaría General de Gobierno, explica que no es raro que el mayor nivel de participación lo tengan los adultos mayores: "Esto, porque existe un tema de formalidad y de cultura de participación ciudadana que se manifiesta mucho más entre los adultos y las personas de la tercera edad".

 Al momento de señalar las razones que se dan para no pertenecer a este tipo de agrupaciones los encuestados mencionaron principalmente la falta de tiempo (47,1%) y el desinterés (37,7%). Para Fábrega, el factor tiempo es uno de los motivos que lleva a participar en mayor medida a los adultos mayores, debido a que es el grupo que dispone de mayor tiempo.

 Cristina Castillo, docente de la Universidad de Santiago, opina que en este mayor grado de involucramiento de las personas mayores también es necesario considerar el tema de la tradición. "Entre los adultos mayores existe un factor histórico. Entre ellos existe una mayor tradición de asociatividad, mientras que los jóvenes nacieron en una cultura de no participación", señala.

 Fábrega coincide con este planteamiento y agrega que los mayores de 60 años cuentan con una mayor cantidad de experiencias exitosas de participación: "Para ellos estos han sido espacios de encuentro, gratificación y de desarrollo de su proyecto de vida. Incluso, muchos de ellos, apenas tienen tiempo, se reincorporan a este tipo de organizaciones".

 En este sentido la proliferación de clubes para el adulto mayor que se ha notado en los últimos años ha incidido radicalmente en este mayor grado de asociatividad. De hecho, Fábrega afirma que el mayor avance en el tema a nivel país se debe a la ampliación de las redes enfocadas en los que ya pasaron los 60 años.
 
 

Lejos de la comunidad
A nivel general, si bien las juntas de vecinos aún concitan gran interés, el director de la DOS explica que en el mediano plazo, en el marco del área urbana, "donde se ha perdido el concepto de comunidad y de pertenencia al barrio, este tipo de organizaciones irá perdiendo fuerza, mientras que cobrarán más importancia aquellas que tienen un carácter funcional, como por ejemplo, las que se relacionan con un hobbies".

 En este sentido, Cristina Castillo, agrega que la participación de los chilenos ha disminuido por diversos factores: "Uno de ellos es la falta de información respecto de la existencia de una gran variedad de estas agrupaciones y lo que ellas realizan".

 A juicio de la docente, otra razón en esta tendencia es la disminución del interés por estas actividades producto del estilo de vida actual. "Estamos inmersos en un mundo donde se valora mucho el éxito económico y en el que se exalta el individualismo, lo que es incompatible con la asociatividad que implica colaboración, voluntariado y aceptar ideas diferentes a las de uno", afirma.

Jóvenes sin incentivos

Los niveles más bajos de participación que se mencionan en la encuesta Casen se encuentran en el público juvenil. La población menor de 30 años sólo muestra un porcentaje de adhesión de un 25,1%, mientras que el segmento más bajo se da entre los 18 y 24 años, con apenas un 23,7%.

 Paulina Fernández, socióloga encargada del Departamento de Estudios del Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), señala que si bien los jóvenes chilenos casi no participan en política o agrupaciones de carácter sindical, cada vez se interesan más por aquellas agrupaciones que se relacionan con sus intereses o el uso de su tiempo libre. En el caso de los hombres, el fútbol y el gimnasio, mientras que en las mujeres son las actividades deportivas que concentran mayor interés.

 Otros estudios indican, en tanto, que la juventud tiende a unirse a grupos que se forman en torno al colegio o a la universidad.

 Para Ricardo Fábrega "aun cuando los jóvenes participan activamente en cosas que les interesan, para ellos eso no significa pertenecer a una agrupación, cuando sí podría serlo. Según mi impresión, los jóvenes sí están participando en diferentes actividades, pero ellos no lo viven como una participación asociativa".



Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.
Derechos reservados COPESA