Centro de Documentaciˇn Mapuche Documentation Center

 
Santiago de Chile, 12 de Junio del año 2002
 


Los mapuches hicieron uso de la palabra en el último día de la vista de la causa.

 (Foto: COPESA)

El primero realizado en el marco del conflicto indígena

Dictan condena en primer juicio oral contra mapuches

Comuneros podrían enfrentar una condena de hasta tres años de cárcel.


Fredy Palomera 

La unanimidad de los tres jueces integrantes de la Primera Sala del tribunal oral en lo penal de Temuco, IX Región, resolvió declarar culpables del delito de daños calificados a tres comuneros mapuches, en el primer juicio oral realizado por una causa en el marco del conflicto indígena.

 Los tres mapuches, Dante Arturo Tralcal Quidel, Héctor Canio Quidel y José Sergio Tralcal Coche, participaron -según el fallo-, en el ilícito cometido al interior del fundo Santa Margarita, comuna de Vilcún, de propiedad de Jorge Luchsinger, el 13 de enero del año pasado.

 Según explicó el fiscal Alberto Chiffelle, el tipo jurídico de la condena lleva implícito el ilícito de usurpación, por cuanto éste no pudo haberse configurado de no haber ingresado los mapuches al predio.

 La determinación dejó conforme a los representantes del Ministerio Público, pues la pena inicial que ellos pidieron, de 541 días de cárcel, podría elevarse hasta tres años, más las multas respectivas.

 Mientras, el abogado defensor José Lincoqueo anunció que en los próximos días presentará un recurso de nulidad ante la Corte de Apelaciones de Temuco.

 La sentencia final en la causa será dada a conocer a las 12.00 del viernes en la misma sala.
 
 

Alegatos
El juicio había terminado en la mañana con un verdadero "desahogo" por parte de dos de los tres comuneros indígenas acusados, quienes increparon a los fiscales.

 Luego de los alegatos finales por parte del fiscal y del abogado defensor, los magistrados ofrecieron la oportunidad a los acusados para hablar lo que quisieran respeto del hecho investigado.

 En su intervención, José Trancal emplazó al fiscal a que aclarara por qué dos policías testigos dijeron haberlo detenido en distintos lugares. "¿Entonces, cuantas personas soy yo, dígame pu?, preguntó, a lo que respondió "yo soy uno solo no má, no dos".

 Héctor Canio, en tanto, denunció que había sido engañado por el fiscal, a quien acusó de emplazarlo a firmar papeles que habían sido preparados antes de su declaración.

 Usando duras palabras hacia el fiscal Chiffelle, lo que obligó al presidente de la Sala, Erasmo Sepúlveda, a pedirle que cambiara el tenor de sus palabras y se remitiera al hecho investigado, Canio le dijo al funcionario del Ministerio Público "sea bien hombrecito".

 Tras las declaraciones, los jueces de la Primera Sala anunciaron el fin del proceso, el primero de su tipo, y pidieron un tiempo para emitir su veredicto, que finalmente se inclinó por la culpabilidad de los acusados.
 



Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.
Derechos reservados COPESA