Río Negro, Lunes 25 de junio de 2001

Mapuches recibieron el año nuevo con reclamos

En Puente Blanco, cerca de San Martín, se quejaron por los convenios con las petroleras. La comunidad Pehuenche, en Arroyo Los Berros, pidieron por un año sin miseria ni discriminación.
 

SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM).- La festividad del año que vuelve, (wiñoy xipantu), en coincidencia con el Día Nacional Mapuche, convocó a unas 400 personas en el rehue de Puente Blanco, en tierras de la comunidad Curruhuinca, a ocho kilómetros de San Martín de los Andes.
Representantes de comunidades de Neuquén, y también mapuches que viven en las proximidades de Bahía Blanca, encabezados por las máximas autoridades de la Confederación Mapuche Neuquina, recibieron ayer por la tarde a un grupo de no mapuches que participaron del final de la celebración.
En este marco, en las estribaciones del cordón Chapelco, representantes de las comunidades Paynemil y Kaxipaiñ, destacaron su posición en cuanto al acta suscripta ante la Justicia, con directivos de Repsol YPF.
La impugnación al convenio de prórroga de concesión que el Estado Nacional acordó para la petrolera, y la determinación de áreas intangibles dentro de las tierras de estas comunidades, fueron remarcadas por los mapuches.
La huerquén Elba Paynemil destacó que "nuestras comunidades no han sido partícipes ni consultadas en cuanto al acuerdo de prorroga por 27 años a una empresa que no ha cumplido con ninguna norma ambiental, pese a que los que vivimos en el lugar somos los más afectados".
Apuntó a que la mesa de negociación entablada con la petrolera "es el fruto de la presión sostenida por las comunidades y grupos solidarios".
A su turno, se anunció que en la escuela de Puente Blanco comenzará en el próximo ciclo lectivo una experiencia de educación intercultural.
"La mejor manera de construir el futuro para Neuquén es tomar conciencia que se trata de una provincia con diversidad cultural. Y hay que entender que debemos respetar y comprender la cultura del otro. El camino para asumir una identidad provincial no etnocéntrica ni subordinante, nace del intercambio y la convivencia de las culturas diferentes", expresó en la ceremonia el huerquén de la Confederación Mapuche, Roberto Ñancucheo.
"El proyecto de educación intercultural para Neuquén, es la gran propuesta que tenemos que hacer desde todos los sectores de la provincia", concluyó.
En el marco de la festividad del año que vuelve, la vocal del directorio de Parques Nacionales, Teresita Peláez, leyó el documento firmado por el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, que informa sobre la media sanción dada por la cámara baja al proyecto de ley que otorga a la comunidad Cayún, tierras de la costa norte del Lácar, dentro del Parque Lanín.
También se dio lectura a un mensaje de adhesión a la festividad por parte del presidente de la APN, López Alfonsín, sosteniendo "el profundo compromiso de la presidencia y directorio de Parques Nacionales para con los pueblos originarios".
Otro anuncio que se dio en este marco, fue el de la constitución y presentación formal de una nueva comunidad mapuche, la de Lonco Purrán, ubicada en Portezuelo Chico, a 20 kilómetros de Cutral Co.
"Tuvimos que organizarnos ante los atropellos de la empresa Repsol", expresó el lonco Pinto, de la nueva agrupación.
La ceremonia, que para los mapuches se inició antes del anochecer del sábado, concluyó con la tradicional danza del choique, a cargo jóvenes de comunidades del sur neuquino, mientras los instrumentos tradicionales resonaron en las estribaciones del cordón Chapelco ayer por la tarde, hasta la puesta del sol.

Caleta Olivia fue el centro de reunión en el sur del país

RIO GALLEGOS (DyN) - La comunidad mapuche recibió ayer el año nuevo, cuyas celebraciones centrales se llevaron a cabo en la ciudad de Caleta Olivia, en el norte de Santa Cruz, elegida por sus particularidades energéticas, de acuerdo con las creencias indígenas, por hallarse junto al mar.
En la Casa del Folklore Popular de Caleta Olivia se realizó un encuentro de integrantes de las comunidades mapuches y tehuelches de toda la Patagonia, donde se mostraron sus artesanías, tejidos y trabajos en metal.

Energía del mar

La representante de la comunidad mapuche, Celia Rañil, explicó que el "Wiñoy Xipantu" se llevaban a cabo antiguamente a orillas del mar "con lo que intentaban fortalecerse mutuamente recibiendo la energía de ese lugar", precisó.
El año nuevo mapuche se inicia en junio de acuerdo con "una relación natural a la cosmovisión de los pueblos originarios que se ha mantenido desde siempre", señaló Rañil.
Una importante cantidad de comunidades se reunieron para llevar a cabo una de las manifestaciones más importantes de los Mapuches, y que en gran parte no está permitido que aquellos que no sean integrantes de la raza la puedan presenciar.
Al igual que en otros puntos de la Patagonia, los Mapuches analizaron la forma en que está viviendo la raza, y de las exclusiones de las que son objeto.

Rogativas de la comunidad Pehuenche

ARROYO LOS BERROS (ASA)- En un marco de profunda emoción la comunidad mapuche "Pehuenche" de este paraje ubicado a 165 kilómetros de San Antonio Oeste recibió el primer sol del nuevo año.
En la noche del sábado los indígenas de esta parte de Río Negro, que estaban reunidos con sus hermanos de San Antonio Oeste, Sierra Grande, Sierra Pailemán, Arroyo Verde, Valcheta, Viedma y Patagones, desarrollaron una jornada de reflexión que se extendió hasta la madrugada del ayer.
Con la caída del sol comenzaron las primeras palabras en las que quedó de manifiesto la bronca y la indignación por la situación de miseria y discriminación en la que viven los habitantes de la que ellos llaman la "nación" mapuche.
La comunidad "Pehuenche" comenzó hace pocos años a unirse y este es el segundo "Uño Tripantu", como ellos denominan a la celebración por la llegada del Nuevo Año.
Con el arribo del día más corto del año y el cambio de estación, esta población comienza un nuevo ciclo de actividades rurales.

Al fuego las malas intenciones

Por ello agradecen, arrojan al fuego las malas intenciones, pensamientos y sentimientos que pudieran tener incorporados y ruegan por el mejoramiento de su calidad de vida y por la abundancia dehttp://www.rionegro.com.ar/arch200106/s25s11.html alimentos para toda la familia mapuche.
La ceremonia religiosa que convocó a más de un centenar de personas, llegado a través de complicados caminos, comenzó el sábado al anochecer con la reflexión, continuó con oraciones y rituales ancestrales llevados adelante en el "rehue" -lugar sagrado- de la comunidad.
Por la mañana hicieron el nguillatún y rogaron a su Futachau -Dios- por la reivindicación de su raza.
La jornada terminó con un almuerzo y con la firma de actas en las que establecieron pasos a seguir en la defensa de sus derechos.


® Copyright Río Negro Online - All rights reserved