Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

¿Quiénes son los terroristas?

Leonel lienlaf, Escritor mapuche

Territorio mapuche verano, 14 de febrero de 2008

 

La muerte de Matías Catrileo no es un hecho aislado en la política oficial de la policía de chile

 El reciente asesinato de un hermano mapuche se suma a la larga lista de asesinados por carabineros de Chile actuando como sicarios de poderoso empresarios que a sangre y fuego se han abierto paso entre  las tierras mapuches.

                       Pero nos solo es el hecho de asesinatos impunes como el de Alex Lemun o Matías Catrileo y tantos otros  a lo largo del siglo xx, sino el permanente hostigamiento racista de este cuerpo policial que ha militarizado las comunidades mapuches agrediendo a niños, mujeres  y  ancianos, con el beneplácito de políticos y autoridades pusilánimes de la república de chile.

Donde esta el derecho de los niños mapuches que miran con impotencia como grupos de uniformados los humillan, arrasan los pocos sembrados, destruyen las ya maltrechas casas, en allanamientos en busca de supuestos terroristas y roban las pocas herramientas con que cuentan sus padres para trabajar

¿Que se hace con esa rabia impotente mientras te humillan por ser mapuche, destruyen tus cosas, invaden tu casa?

 Y nos llaman terroristas.

Sin embargo nuestras comunidades no han asesinado a nadie, no han tenido campos de concentración, no han torturado, no hemos desparecido a nadie y no hemos sido cómplices de esos crímenes, como todos esos políticos de derecha chilenos que vociferan y hablan del estado de derecho con sus manos y conciencias manchados de sangre de sus propios compatriotas.

Sin embargo nos llaman terroristas.

Dicen que en chile no hay presos políticos y ¿como se llama entonces perseguir a alguien no solo por sus ideas sino por pertenecer a un pueblo?

 Cada vez que leo la prensa nacional un sentimiento de profunda rabia  y desazón me invade, miro a mis hijos y tengo miedo por ellos, pero también esperanzas

Mi bis.abuela, aparece en la memoria como un sueños enfrentada a una horda de uniformados chilenos, quemando su casa y sus sembrados, le cortaron, cuentan los dedos de la mano, pero lego a  sus hijos, a nosotros la historia de la sobrevivencia a pesar de todo.

 La historia no ha cambiado mucho, cundo veo a machis arrastradas y golpeadas   en el suelo por valientes uniformados chilenos,  y niños pequeños llorando detrás de un furgón policial en busca de su madre. Arrestada por  ser mapuche.

Y nos llaman terroristas