Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Carta abierta de Fénix Delgado Ahumada, Preso Político Mapuche


A las mentes conscientes y corazones solidarios:

Me encuentro recluido en la cárcel de Temuco, producto de un montaje barato hecho por el ministerio público con la venia silenciosa del Estado. Con ello se busca criminalizar al límite de lo absurdo, la protesta social negándoseme mi legitimo derecho a manifestar mi descontento contra quienes ostentan el poder y contra los pocos que tienen el dinero que ha costado sudor y sangre a muchos.

!Estoy preso por mis ideas!, se me imputa haber lanzado una molotov a un radio patrulla de la policía uniformada. Y cuál es la razón de aplicar tan nefasta ley.

Tienen miedo de estas ideas, al igual como comienzan a temer el descontento de tantos hermanos de lucha que se atreven a criticarlos. Debemos oponernos a estas medidas desesperadas de esta democracia fascista que nos censura y castiga. Los invito a combatir por mi libertad en la lucha por la libertad de todos ustedes, de sus ideas y del derecho de ser consecuentes con ellas.

Agradezco el apoyo de todos aquellos que me han acompañado sin interés alguno, y a mi familia en esta dura tarea, lamentablemente el enemigo es poderoso y solo tenemos a nuestro favor la verdad y el compromiso de todos los que son conscientes de esta injusticia.

Los muros de la represión amenazan con mantenerme por mucho tiempo sin libertad, es por eso que se hace indispensable de parte de ustedes ese compromiso, que me da la fuerza y esperanza. Es necesario que el compromiso se mantenga, que las autoridades sepan que no estamos solos y se sientan presionados a terminar con esta injusticia, por ellos es indispensable la organización de todos los que se sienten parte de esta lucha, unir fuerzas en torno a este objetivo para así poder alcanzar una mayor unidad.

No a la injusticia de la autoridad, seamos capaces de demostrar que ¡SI! se puede vencer a esta.

Tengo fe que lograremos mi libertad y la de Jonathan, confió en todos en los que hasta ahora me han apoyado, en mis amigos, compañeros de universidad , a los que anónimamente se han sumado y en especial a mis familiares más cercanos.

Muchas gracias por todo y a todos quienes confían en mí. Sinceramente espero que nos veamos pronto…

Fénix Delgado Ahumada.