Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Domingo 19 de octubre de 2008

Indagan por qué grupo armado dejó ataques selectivos en el conflicto

Acción en Traiguén se aleja de los patrones selectivos que los grupos de encapuchados habían seguido en La Araucanía desde 1999.

austral081019

Roberto Neira Tonk

Una de las dudas que intentan esclarecer los organismos de inteligencia es por qué un grupo armado que viste ropa de camuflaje quema la casa de un pequeño agricultor en Traiguén y el blanco deja de ser selectivo como había sido la tónica durante 9 años.

Y es que premunidos de escopetas, la madrugada del viernes un grupo de ocho encapuchados incendió la casa en el fundo Las Palmas, propiedad de Blanca Cartes Pacheco (68), ubicada en el sector Quecheregua, distante a 25 kilómetros al nororiente de Traiguén en dirección a Ercilla.

Desde 1999 los blancos, correspondientes a casas patronales, habían sido elegidos cuidadosamente y tras esa elección había propósitos claros, convertir la "acción política" en un atentado simbólico. Es por eso que los ataques llevaban apellidos como Figueroa, Urban, Luchsinger, Martin, y otros.

Pero en esta ocasión los sujetos atacaron a una familia indefensa, que lejos está de ser latifundista y que vive de una agricultura menor. Esto hace dudar a las policías que se trate de un hecho ligado al llamado "conflicto mapuche", que el 2002 tuvo su momento más álgido en el triángulo Didaico, Temulemu y Pantano esa comuna de la región.

Todo hace pensar que se trata de un grupo recién organizado, que está emulando las escaramuzas de otros emprendidas con mayor preparación, como la que en agosto atentó contra un blanco selectivo como es el fundo Santa Rosa de Eduardo Luchsinger en Vilcún.

Se cree que el atentado de Traiguén se debió a una reacción visceral más que preparada, luego que el cuidador Alex Belmar Ponce disparó a unos sujetos que intentaban robar 36 animales vacunos, propiedad de Oscar Hauck

Otra de las hipótesis es que el grupo pudo pasar de blancos selectivos a ataques a pequeños agricultores como una forma de infundir terror, como lo hacen las guerrillas y los paramilitares en Colombia donde atacan los poblados sólo con el propósito de provocar caos.