Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Sábado 25 de octubre de 2008

Aumentan controles para evitar ingreso a la región de grupo armado de Tirúa

Controles de tránsito selectivo se están realizando en forma frecuente.

austral081025

Roberto Neira Tonk

El letrero verde anuncia que Tirúa está a unos 56 kilómetros de Puerto Saavedra. Para los conductores es sólo una señal que los orienta a orillas del Pacífico. Para Carabineros es el lugar clave para evitar que el grupo armado que opera en Tirúa ingrese a La Araucanía a provocar estragos.

Las últimas noticias respecto al accionar de esta organización no son nada de alentadoras. Hace más de una semana un ataque sorpresa dejó al fiscal con dedicación exclusiva para causas del conflicto mapuche en la Región del Bío Bío, Mario Elgueta, y a otros cinco policías con lesiones.

Los individuos, quienes demostraron una preparación paramilitar en la emboscada, botaron árboles en la ruta para impedirle a la caravana de policías salir del lugar, mientras disparaban desde un montículo boscoso.

Si bien el gobierno habla de delincuentes comunes que se dedican al hurto de madera en la zona de la VIII Región, la forma de interceptar al convoy revela que se trata de un grupo con alta preparación en técnicas de asalto y que ya no le teme a las policías.

Para evitar que los integrantes de este grupo subversivo se trasladen a La Araucanía, el jefe policial de la Cuarta Comisaría de Nueva Imperial, mayor, Jorge Aguirre, reforzó los controles vehiculares en el sector Tranapuente en la Ruta P-721, que conecta la región con Tirúa.

El objetivo de las acciones policiales es crear una especie de cortafuego para impedir el ingreso de grupos con características subversivas que se están dedicando al robo de madera. Esto porque hay varias empresas forestales que tienen presencia en el sector costero y podrían ser blanco de estos delitos.

Efectivos con escopetas antimotines, cascos, chalecos antibalas y subametralladoras UZI, se ubican en la ruta para realizar controles selectivos a los vehículos que intentan ingresar hacia la región. El énfasis se está colocando en registrar las patentes de camionetas o vehículos sospechosos que se han visto merodear la zona.

El personal de carabineros realiza los controles de tránsito y los efectivos especializados le prestan cobertura con armamento de grueso calibre.

Este fuerte control carretero revela una preocupación de las autoridades policiales de la región por evitar que se registren desmanes o hechos delictuales a horas de que comiencen las Elecciones Municipales del 2008.

VECINOS

Una de las formas que ha utilizado Carabineros para combatir el abigeato y los atentados incendiarios a blancos selectivos es la creación de juntas de vigilancia. Estas consisten en organizar a los vecinos de sectores rurales, capacitarlos en sistemas de comunicación y en los procedimientos que deben adoptar ante la presencia de extraños.

Estas juntas están dotadas de un sistema de comunicación vía radio, que les permite estar en contacto entre ellos y Carabineros. No portan armas, pero la unión y coordinación de todos sus socios permiten llevar más seguridad a los sectores apartados.